Saltar al contenido principal

26 combatientes progubernamentales, incluidos iraníes, mueren en un ataque con misiles

3 min
Anuncios

Beirut (AFP)

Al menos 26 combatiente favorables al gobierno en sirio, en su mayoría iraníes, murieron el domingo en un ataque con misiles contra una base militar siria, anunció el lunes el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Los bombardeos, "probablemente israelíes" contra la Brigada 47, una base militar en la provincia central de Hama, mataron 26 combatientes progubernamentales, precisó el OSDH.

En la noche del domingo, los medios de comunicación estatales habían informaron de una "nueva agresión" con "misiles enemigos" contra "posiciones militares en las provincias de Hama y Alepo".

"Al menos 26 combatientes murieron, entre ellos cuatro sirios. Los otros son combatientes extranjeros, en su mayoría iraníes", dijo a la AFP el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

"Por el tipo de objetivo, se trata probablemente de bombardeos israelíes", precisó Rahman.

Tanto en el aeropuerto militar de la provincia de Alepo (norte) como en la Brigada 47, los bombardeos apuntaron contra "depósitos de misiles tierra-tierra", agregó.

En Israel, el ministro de Transportes, Yisrael Katz, responsable de los servicios de inteligencia, dijo que a la radio militar israelí "que no estaba al corriente del asunto".

Katz agregó sin embargo que "la violencia y la inestabilidad en Siria son el resultado de las tentativas de Irán de implantarse militarmente en ese país".

"Israel no permitirá la apertura de un frente norte en Siria", advirtió Katz, que integra el gabinete de seguridad israelí.

Israel no confirma, salvo excepciones, sus operaciones militares en Siria.

Desde el comienzo de la guerra en Siria en 2011, Israel realizó numerosos ataques aéreos contra objetivos en el país, especialmente contra Hezbolá.

Israel y Siria están oficialmente en estado de guerra y sus relaciones han sido especialmente tensas en los últimos años, ya que tres enemigos de Israel actúan en el conflicto sirio: el propio régimen de Damasco, Irán y el Hezbolá libanés proiraní.

"No permitiremos ninguna implantación iraní en Siria", había avisado en abril el ministro israelí de Defensa, Avigdor Lieberman.

El 9 de abril, Siria e Irán habían acusado a Israel de haber atacado la base militar aérea T4, en la provincia central de Homs, causando la muerte de 14 combatientes, entre ellos siete iraníes.

En febrero, Israel había atacado ese mismo aerodromo diciendo que era una base militar iraní en territorio sirio.

El ataque contra la base siria coincidió por otra parte con la visita del secretario de estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, a Israel, en el marco de una gira por Oriente Medio durante la cual formuló duras críticas contra Irán.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.