Proceso de paz en Colombia

Según diario de EE.UU., el número dos del partido Farc, 'Iván Márquez', sería investigado por narcotráfico

Alias 'Iván Márquez', número dos del partido Farc, durante una conferencia de prensa en la ciudad colombiana de Cali. 30 de marzo de 2017.
Alias 'Iván Márquez', número dos del partido Farc, durante una conferencia de prensa en la ciudad colombiana de Cali. 30 de marzo de 2017. Luis Robayo / AFP

Un artículo del Wall Street Journal según el cual otro ex comandante de las Farc estaría bajo la lupa de EE.UU. por narcotráfico, genera fuertes reacciones en Colombia.

Anuncios

De acuerdo con el diario Wall Street Journal, WST, que no identifica sus fuentes en este caso, Luciano Marín Arango o 'Iván Márquez, dirigente de la desmovilizada guerrilla de las FARC, estaría bajo la lupa de las autoridades estadounidenses y colombianas por un presunto plan para exportar cocaína hacia Estados Unidos.

El informe del medio indica que los investigadores tendrían evidencia de una conversación por teléfono celular entre Márquez y un persona cercana a un traficante de drogas mexicano.

Esta información llega después de que Seuxis Pausías Hernández o Jesús Santrich, otro líder del movimiento, fuera detenido hace tres semanas por la Fiscalía colombiana bajo una circular roja de Interpol solicitada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, acusado de conspirar para enviar 10 toneladas de cocaína a ese país. Un sobrino de Márquez se entregó a la Justicia estadounidense como testigo protegido en este caso.

La información ha generado polémica en Colombia, donde el acuerdo de paz suscrito entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC pasa por uno de sus momentos más críticos.

Humberto de la Calle: “los colombianos deben tomar conciencia del desastre que se avecina”

“Se están tirando la paz”. Así reaccionó el candidato presidencial y antiguo jefe negociador del Gobierno colombiano, Humberto de la Calle, en un fuerte discurso en el que acusó a dos de sus rivales, a la Corte Constitucional, al Congreso, al propio Ejecutivo del que formó parte y a las FARC de sabotear o entorpecer la implementación de lo acordado.

“Las informaciones del Wall Street Journal sobre posibles nuevas acusaciones de narcotráfico, exigen una reflexión serena basada en el interés nacional, dijo de La Calle.

“Cuando se conoció el caso de Santrich dije que, si era culpable, debía afrontar su pretendida violación del Acuerdo, incluso con la extradición. Pensé que era algo aislado. Pero ante la versión de ese periódico, surgen serias inquietudes”, destacó.

El antiguo jefe negociador del gobierno Santos en La Habana, lugar donde se realizaron los cuatro años de diálogos que llevaron a la firma del acuerdo, hizo un sentido llamado a defender lo acordado contra lo que considera un desastre en marcha.

“Este es un tema que va más allá de mi campaña electoral. Quiero ser presidente para reencontrar el rumbo de la paz. Pero en este momento, es más importante que los colombianos tomen conciencia del desastre que se avecina. Me dicen que esta declaración afectará mi campaña. No importa. Pido a la Colombia que más ha sufrido que se movilice. Y a la Colombia urbana indiferente, que tome conciencia del freno que implica la guerra para el futuro de este país como comunidad solidaria”, añadió.

El Wall Street Journal, conocido por su cercanía a sectores de inteligencia y del complejo militar-industrial en Estados Unidos, dice que, según sus fuentes, la conversación de Márquez se habría grabado luego de que entrara en vigor el acuerdo de paz que firmaron el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la exguerrilla de las FARC en 2016.

WSJ: investigación contra 'Iván Márquez' es "un golpe al proceso de paz"

El diario estadounidense asegura que esta investigación es un "golpe fresco" al "frágil proceso de paz" que logró la desmovilización de la guerrilla más antigua de América Latina.

'Márquez', a raíz de la captura de Santrich se desplazó a una de las zonas donde están concentrados los excombatientes, en el sur del país, y dijo que no ocupará su curul en el Senado colombiano, una de las 10 a las que el partido Farc tiene derecho según el acuerdo.

En su cuenta de Twitter, aseguró que el fiscal general, Néstor Humberto Martínez está "detras de todo" y busca "hundir la esperanza de paz”.

Posteriormente, a través de un comunicado indicó que está de acuerdo con de la Calle "cuando asegura que el concierto de los enemigos de la paz y el incumplimiento de la implementación, se está tirando la paz" y solicitó al presidente Santos que actúe.

"El Gobierno está permitiendo, con pasividad pasmosa, que se continúe sembrando la maleza de los montajes judiciales y la intervención foránea, vulnerando incluso el procedimiento diplomático y el propio ordenamiento constitucional", puntualizó.

Al mismo tiempo, resaltó que "la paz se está hundiendo poco a poco ante la indiferencia o cobardía cuando el deber moral es salvarla a toda costa como el más trascendental acuerdo logrado por Colombia en las últimas décadas".

El presidente Santos reaccionó en Twitter asegurando que "nadie dijo que la implementación de la paz iba a ser fácil. No vamos a permitir que nadie se la tire. En los momentos difíciles es cuando más hay que perseverar".

Por su parte, el candidato presidencial del opositor Centro Democrático, Iván Duque, duro crítico de los acuerdos avaló en Twitter la información del Wall Street Journal: "todo parece indicar que sí hay otros cabecillas de las Farc vinculados con el narcotráfico. Esta es la oportunidad para exigirles que revelen todos sus vínculos y llegar hasta el fondo de las investigaciones, para extraditar a quien sea necesario”.

La Fiscalía de Colombia asegura que no hay investigaciones contra 'Iván Márquez'

La Fiscalía de Colombia asegura que no hay investigaciones contra 'Iván Márquez'
La Fiscalía, el órgano de investigación de la justicia colombiana, reaccionó también al artículo del diario estadounidense y aseguró que no adelanta ninguna pesquisa por narcotráfico contra 'Iván Márquez'.

Las autoridades colombianas tienen una larga tradición de alianza con sus pares estadounidenses en materia de lucha contra el narcotráfico y han extraditado a ese país cientos de personas acusadas por jueces de Estados Unidos por delitos relacionados con drogas ilícitas.

En el caso de los ex miembros de las FARC, si se llega a probar que cometieron delitos después de la firma del acuerdo de paz (noviembre de 2016) pueden perder sus beneficios y el derecho a ser juzgados por la justicia especial que se creó a partir de lo acordado.

Barack Obama apoyó la solución negociada al conflicto armado de más de medio siglo con las FARC. Con la llegada de Donald Trump a la presidencia en Estados Unidos, hay incertidumbre sobre cuál será la política de Washington a este respecto. El artículo del Wall Street Journal añade aún más preocupaciones a una situación ya nada fácil en Colombia.

Boletín de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24