Saltar al contenido principal

Consejo extraordinario de la OEA activa las alarmas en la región sobre Venezuela

Una venezolana muestra su pasaporte y carta de identidad en el punto de control fronterizo de Pacaraima, en el estado de Roraima, Brasil. 16 de noviembre, 2017.
Una venezolana muestra su pasaporte y carta de identidad en el punto de control fronterizo de Pacaraima, en el estado de Roraima, Brasil. 16 de noviembre, 2017. Nacho Doce / Reuters

Durante el cumplimiento de los 70 años de la Organización de Estados Americanos(OEA)el consejo permanente debatió en una sesión extraordinaria la situación humanitaria en Venezuela y su impacto en los países de la región.

Anuncios

La convocatoria a la reunión de la OEA fue realizada por algunos países de la región, quienes en un documento de petición firmado, pidieron la asistencia de autoridades expertas para conocer de manera amplia y objetiva la situación actual venezolana.

“Lamentablemente, la información que recibimos nos confirmó las peores expectativas. Todos los participantes concluimos que lo que sufre Venezuela es una crisis humanitaria que está teniendo un impacto importantísimo en la región y que por tanto nos obliga a reaccionar”, dijo el embajador de México ante la OEA, Jorge Lomonaco a France 24 en español.

Durante el mes de marzo, la OEA realizó una misión de investigación en Brasil, específicamente en los Estados fronterizos con Venezuela, donde se evidenciaron las críticas condiciones de salud de los migrantes venezolanos.

El informe de la organización confirmó casos de desnutrición, parasitosis, malaria, sarampión, varicela, tuberculosis y VIH.

Según los hallazgos de la misión oficial, los casos de VIH van en aumento debido a que, según el informe, las mujeres se prostituyen sin protección por la suma de 2.4 dólares americanos.

Por otro lado, alrededor de dos mil migrantes venezolanos pertenecen a la etnia Warao de los cuales muchos de ellos son niños que se encuentra en una alta situación de vulnerabilidad detalló el informe.

Venezuela, un país impenetrable

A pesar de estas cifras alarmantes, ningún gobierno u organización humanitaria ha podido traspasar las fronteras del discurso de la administración de Nicolás Maduro, que insiste en señalar la ayuda humanitaria como una estrategia de intervención e intromisión en la soberanía del país petrolero.

La embajadora de Paraguay ante la OEA, Elisa Ruíz, explicó a France 24 en español que, en el caso de Venezuela, la organización con sede en Washington tiene la “gran traba” de que el Estado venezolano no acepta ninguna ayuda.

“Lo que ofrecemos es una mano amiga y solidaridad, las responsabilidades no solo recaen por acción sino también por omisión y omitir ayuda o no permitir ayudar a un pueblo que sufre son hechos graves y reprochables, tanto para los estados como para nuestra organización. Nosotros estamos dispuestos a darle toda la ayuda que el pueblo venezolano requiera hoy y mañana”, concluyó Ruíz.

El tema originalmente a tocar este lunes 30 de abril era la lucha contra el autoritarismo. Sin embargo, el debate fue rápidamente dirigido a la crisis humanitaria que vive Venezuela, a pesar de haber cedido al Grupo de Lima el liderazgo en el tema en agosto del año pasado.

La instancia multilateral se estableció tras la denominada Declaración de Lima, en Perú donde 14 países suscribieron la declaración con el objetivo de dar seguimiento y buscar una salida a la crisis en Venezuela, teniendo como principal crítica la ruptura del orden institucional en el país.

"Queremos una OEA que luche por los valores democráticos y los derechos humanos y que no sea permisiva a formas autoritarias e inclusive dictatoriales de Gobierno", dijo el secretario general Luis Almagro.

En tema de inclusividad, el gobierno de Maduro ha experimentado en los últimos tiempos, tensiones con los países de la región, llevando inclusive al rompimiento de las relaciones diplomáticas como es el caso con Panamá.

“Ningún país en el mundo puede vivir aislado y que la responsabilidad de los estados permanentes es también disminuir y prevenir los efectos de la crisis venezolana fuera de sus fronteras”, dijo Lomonaco a Francia 24 en español.

Venezuela celebrará el 20 de mayo las elecciones presidenciales en las que el presidente, Nicolás Maduro, aspira a la reelección, sin una oposición fuerte y sin el reconocimiento de algunos países dentro y  fuera de la región.

Con EFE

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.