Saltar al contenido principal

Bruselas propone para 2021-2027 un presupuesto europeo de casi 1,28 billones de euros

Anuncios

Bruselas (AFP)

El primer presupuesto de la Unión Europea (UE) sin Reino Unido podría elevarse a casi 1,28 billones de euros para el período 2021-2027, un alza pese a la marcha de un país contribuyente neto, anunció este miércoles la Comisión Europea.

"Nuestras propuestas se traducen en un importe global de 1,279 billones de euros", anunció ante la Eurocámara el presidente del ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, para quien el proyecto, que representa el 1,11% de la renta nacional bruta del bloque, es "razonable".

La UE empieza así a dar forma a su porvenir financiero sin Reino Unido, cuya marcha del bloque en marzo de 2019 -aunque seguirá contribuyendo a su presupuesto hasta el final del actual plan plurianual en diciembre de 2020- supone un deficit de 15.000 millones de euros, según Juncker.

Pese a la marcha de los británicos, el monto total progresa. Los todavía 27 socios de Londres deberán destinar un 1,11% de su renta nacional bruta al presupuesto comunitario, frente al 1% del Marco Financiero Plurianual (MFP) 2014-2020, que contaba con Reino Unido.

La cantidad en precios corrientes pasa así de 1,087 billones de euros a 1,279 billones, según datos de la Comisión, que, no obstante, también planea recortes en algunas políticas, máxime cuando expandió los programas comunitarios a ámbitos como la seguridad y la defensa.

La Política Agrícola Común (PAC) y la política de Cohesión, que en el anterior presupuesto plurianual representaban más de dos tercios del monto total, experimentarán una "reducción moderada" de alrededor del 5% cada uno, indicó el ejecutivo comunitario.

España es uno de los principales beneficiarios de la PAC en el vigente MFP, con unos 42.931 millones de euros, y de la política que busca reducir la diferencia entre las regiones europeas, con 31.280 millones de euros, según cifras de la Comisión.

La propuesta europea debe obtener el visto bueno de los países del bloque, por unanimidad, así como del Parlamento Europeo, si bien las negociaciones se anuncian complejas, sobre todo ante la voluntad de Bruselas de vincular el acceso a los fondos al respeto del Estado de derecho.

Aunque Juncker indicó que la propuesta "no se dirige a ningún Estado miembro en particular", esta llega en un contexto de tensión entre Bruselas y el gobierno polaco por la situación del Estado de derecho en este país de la ex órbita soviética, primer beneficiario de los fondos de cohesión.

"No aceptaremos mecanismos arbitrarios que hagan de la gestión de fondos un instrumento de presión política a la carta", había advertido el viceministro polaco de Asuntos Europeos, Konrad Szymanski.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.