Saltar al contenido principal

Decenas de miles de manifestantes paralizan Ereván, capital de Armenia (AFP)

Anuncios

Ereván (AFP)

Decenas de miles de armenios tomaron el miércoles las calles de Ereván, bloqueando carreteras y edificios gubernamentales, en protesta por el rechazo del partido en el poder a investir primer ministro al líder opositor Nikol Pashinián.

En una muestra de fuerza sin precedentes, los manifestantes paralizaron la capital de Armenia, donde casi todas las calles estaban cerradas al tráfico y muchos comercios cerrados, constataron periodistas de la AFP.

Según responsables armenios, los servicios de trenes suburbanos estaban perturbados y la carretera que va al aeropuerto, cortada.

La multitud en las calles de la ciudad ondeaba banderas armenias, hacía sonar bocinas y gritaban "¡Armenia libre, independiente!".

"Queridos, el metro y los ferrocarriles fueron paralizados, la carretera al aeropuerto fue cortada", dijo Pashinián a sus seguidores y agregó que varias universidades y escuelas se sumaron al movimiento de protesta.

Los manifestantes aseguraron que permanecerán en las calles todo el tiempo que sea necesario para expulsar a las élites gobernantes del poder y conseguir que el líder opositor Pashinián sea elegido primer ministro.

"La gente no abandonará, las protestas no se apagarán", dijo a la AFP Serguéi Konsulian, un empresario de 45 años.

Gayane Amiragian, estudiante de 19 años, agregaba: "Ganaremos porque estamos unidos, todo el pueblo armenio está unido".

Pashinián llamó a los armenios a iniciar una huelga general después de que el Partido Republicano bloquease el martes su intento de ser investido primer ministro tras dos semanas de protestas contra el gobierno que llevaron a la dimisión del veterano líder Serzh Sarkisian.

El parlamento armenio votó el martes por 45 votos a favor y 55 en contra de Pashinián. El Partido Republicano de Sarkisian afirmó que no era un candidato adecuado para el cargo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.