Saltar al contenido principal

Libia: al menos trece muertos en atentado suicida en las oficinas de la Comisión Electoral en Trípoli

El lugar del ataque suicida contra la Comisión Electoral libia, en Trípoli, Libia, el 2 de mayo de 2018.
El lugar del ataque suicida contra la Comisión Electoral libia, en Trípoli, Libia, el 2 de mayo de 2018. Imagen cedida por Al Nabaa / Reuters

13 personas murieron en un atentado suicida en la sede de la Comisión Electoral en la capital libia. Entre las víctimas mortales se encuentran miembros del equipo que preparara los próximos comicios legislativos y presidenciales.

Anuncios

Las fuerzas de seguridad se enfrentaron a los atacantes, lo que desencadenó un tiroteo por el control del edificio que duró varios minutos y que terminó en un incendio dentro del inmueble, según apuntó el portavoz de la entidad, Khaled Omar:

"Un terrorista suicida se hizo estallar dentro de la Comisión Electoral y los otros incendiaron una parte del edificio. Vi a dos atacantes suicidas yo mismo. Gritaban Allahu Akbar (Alá es el más grande)".

Entre las víctimas mortales están tres empleados y cuatro miembros de las fuerzas de seguridad locales.

La sede pudo ser desalojada con celeridad y las fuerzas de seguridad persiguieron a los asaltantes por las calles. Hasta el momento ningún grupo ha reclamado la autoría de los ataques.

La situación de inseguridad que rodea a Libia dificulta la posibilidad de unas elecciones

La Comisión Electoral libia es un cuerpo formado por las Naciones Unidas cuya función principal es registrar a los libios que deseen votar en las próximas elecciones presidenciales y legislativas, para las que aún se ha fijado una fecha concreta.

El proceso electoral forma parte de un nuevo plan de paz y reconciliación lanzado por Ghassan Salemé, jefe de la misión en Libia de la ONU, con el cual el diplomático libanés pretende que se celebren las elecciones a pesar de a la situación de inseguridad que vive el país.

A pesar de los esfuerzos de la ONU, expertos locales y analistas internacionales creen, que no es posible realizar los comicios a corto plazo y dudan de su efectividad al recordar que, en 2014, con una situación de seguridad más propicia, tan solo votó un diez por ciento de la población libia.

Las elecciones que se realizaron entonces sumieron Libia en la división política y el caos que vive hoy, debido a que el gobierno islamista en Trípoli no reconoció el nuevo Parlamento, que se vio obligado a instalarse en la ciudad oriental de Tobruk.

En septiembre de 2015 la ONU forzó un acuerdo y creó el llamado Gobierno de Acuerdo Nacional, que desde abril de 2016 está establecido en la capital, pero apenas tiene apoyo en el resto del país.

Libia ha estado en un estado de confusión desde que una guerra civil en 2011 resultó en el derrocamiento del gobernante, Muammar Gaddafi. Además, el país está sacudido por la presencia de numerosos grupos yihadistas y por la actividad de grupos de contrabandistas de personas, armas y combustible.

Con Reuters y EFE

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.