Saltar al contenido principal

Un rugbier australiano pierde la capitanía por orinar en la barra de un bar

Anuncios

Sídney (AFP)

El internacional australiano Nick Phipps vio cómo los NSW Waratahs, su equipo del Super Rugby, le retiraba el brazalete de capitán y le multaba con 4.000 dólares australianos (3.000 dólares estadounidenses) por haber orinado en la barra de un bar en Sídney vestido de 'cow-boy'.

El medio apertura estaba celebrando su despedida de soltero con un grupo de amigos, el pasado 21 de abril, en el momento de los hechos. Nick Phipps admitió los hechos y reconoció tener problemas para recordar claramente lo ocurrido.

"Nick Phipps se declaró culpable", declaró Andrew Hore, ex Wallaby y director general de los Waratahs, en un comunicado publicado el martes.

Unas horas antes, Phipps se había disculpado públicamente. "Está en mi carácter asumir las responsabilidades. He sido un gran idiota", declaró a los periodistas sobre su comportamiento durante esa noche bañada en alcohol.

Phipps, de 29 años, se casa el sábado con su novia, Ebony Bamford.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.