Saltar al contenido principal

El rito hindú de la incineración de los cuerpos en Bali

Anuncios

Tabanan (Indonesia) (AFP)

Las llamas devoran un sarcófago con forma de toro que contiene los restos mortales de un anciano durante una incineración en Bali, un rito funerario en un ambiente festivo en esta isla indonesia poblada sobre todo por hindúes.

Una vez consumidos por el fuego, las cenizas del hombre de 81 años se vierten en un gran recipiente decorado con flores. Los lugareños, ataviados con un sarong (una tela larga que se ciñe a la cintura) las lanzan a un río cercano.

El objetivo de esta ceremonia, llamada Ngaben, es liberar el alma de una persona para que pueda entrar en un reino superior donde renacerá y será liberada de los malos espíritus.

En la aldea de Buruan Kelod, en Tabanan, cientos de familiares y amigos del difunto se congregaron para asistir a las incineraciones de dos primos, al final de un largo rito.

Antes, los parientes se reunieron para preparar la ceremonia en la que colocan flores, dinero y frutas alrededor de los ataúdes, que se rocían con agua bendita.

El féretro se coloca en el interior del sarcófago, de cuatro metros de alto y con forma de torno.

Un grupo toca música tradicional para acompañar el lavado de los cuerpos, a los que ponen prendas coloridas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.