Saltar al contenido principal

Otras liberaciones de presos estadounidenses en Corea del Norte

Anuncios

Seúl (AFP)

Corea del Norte detuvo en el pasado a estadounidenses, periodistas o misioneros, que fueron en su mayoría liberados luego de la intervención de personalidades.

El presidente estadounidense, Donald Trump, pidió mantenerse a la expectativa el miércoles en el caso de los tres estadounidenses detenidos por Pyongyang, despertando la esperanza de que sean liberados antes de su cumbre prevista con el dirigente norcoreano, Kim Jong Un.

No se sabe aún lo que pasará en estos casos. Así sucedió en las anteriores liberaciones.

- Expresidentes -

El expresidente Bill Clinton viajó a Pyongyang en 2009 para obtener la liberación de las periodistas Laura Ling y Euna Lee, condenadas a 12 años de trabajos forzados por cruzar ilegalmente la frontera.

En 2010 el expresidente Jimmy Carter obtuvo personalmente la liberación de Aijalon Mahli Gomes, condenado a ocho años de internación por la misma razón.

Tanto Clinton como Carter se reunieron con el líder norcoreano de entonces, Kim Jong Il. En los dos casos Pyongyang obtuvo buenas ocasiones de propaganda pero nada en concreto en términos de diplomacia.

La agencia oficial norcoreana KCNA había informado de que Clinton tuvo una "conversación exhaustiva" con Kim y le transmitió un mensaje oral de parte del presidente de entonces, Barack Obama.

Washington había asegurado que Clinton había viajado al Norte a título privado y autorizado sólo a negociar la liberación de ciudadanos estadounidenses.

- Jefe de inteligencia -

En 2014 Kenneth Bae y Matthew Miller fueron liberados luego de una misión secreta del jefe de inteligencia estadounidense de entonces, James Clapper.

Clapper pasó menos de un día en Pyongyang, en donde se reunió con altos responsables pero no con Kim Jong Un. Se fue del país junto a los dos estadounidenses.

Contó a CBS que llevaba con él una corta misiva de Obama presentándolo como su enviado. Pero la misión concernía únicamente el caso de los dos detenidos, dijo entonces.

Reveló que los norcoreanos parecían decepcionados de que haya ido con las manos vacías sin precisar lo que Pyongyang esperaba de él.

- Congresistas -

En 1996 Bill Richardson regresó del Norte con Evan Hunziker. El estadounidense había cruzado a nado, desnudo y borracho, el río Yali en la frontera entre China y Corea del Norte, en donde fue acusado de espionaje.

Ridcharson viajó al país a título privado, pero estaba acompañado por responsables estadounidenses.

Los norcoreanos habían reclamado en un primer momento 100.000 dólares para compensar el ingreso ilegal del estadounidense al país para luego aceptar su liberación contra el pago de la factura de hotel de 5.000 dólares.

Menos de un mes después de su regreso, Hunziker se suicidó.

- Diplomáticos -

El estudiante Otto Warmbier fue liberado el año pasado luego de una misión secreta de Joseph Yun, el exrepresentante especial para Corea del Norte del Departamento de Estado.

El viaje estuvo precedido de múltiples contactos diplomáticos, con como telón de fondo los intercambios cada vez más belicosos entre Trump y Kim.

Pero luego de 18 meses de cautiverio, el joven de 22 años fue repatriado en coma y falleció una semana después.

Washington condenó a Pyongyang y Trump acusó al Norte de maltratar al estudiante.

Tras esta liberación Washington decidió prohibir a sus ciudadanos viajar a Corea del Norte y volver a incluir al país en la lista de Estados que apoyan el terrorismo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.