Saltar al contenido principal

Canadiense linchado en Perú había matado a líder indígena, según Fiscalía

Anuncios

Lima (AFP)

La Fiscalía peruana confirmó este jueves tras pruebas forenses que un ciudadano canadiense linchado en la Amazonía local era el autor del asesinato de la octogenaria líder indígena Olivia Arévalo.

"Hoy se dio a conocer que el autor de la muerte de la lideresa (indígena) Shipiba, ha sido el ciudadano canadiense" Sebastian Paul Woodroffe, dijo a la AFP Omar Inca, responsable de comunicaciones de la fiscalía en la ciudad amazónica de Pucallpa.

Inca explicó que la pólvora encontrada en la ropa del canadiense era la principal prueba que determinó que fue autor del asesinato de Arévalo (81 años), el 19 de abril.

"La principal prueba que ha determinado ello, son los restos de pólvora hallados en la ropa del canadiense", indicó Inca.

Woodroffe fue linchado por una turba cerca de donde Arévalo, líder de la comunidad amazónica Shipibo-Konibo, fue acribillada a balazos en su casa en la región Ucayali, en el noreste de Perú. El cadáver del canadiense fue encontrado el 21 de abril e identificado al día siguiente.

"Los motivos del asesinato, no se van a saber, él ya murió, lo único que se ha determinado es quien mató a la señora", agregó Inca.

La fiscalía informó que dos sospechosos de la muerte del canadiense "han sido incluidos en la lista de los más buscados" en Perú y se ofrecen 20.000 soles (unos 6.200 dólares) de recompensa por cada uno de ellos.

Woodroffe, de 42 años, vivía desde hace un par de años en esa zona amazónica de Perú, donde había adquirido 20 hectáreas de terreno, según medios locales.

La etnia Shipibo-Konibo habita en las regiones amazónicas de Ucayali, Madre de Dios, Loreto y Huánuco. Con 31.000 habitantes, es una de las más presentes en la Amazonía peruana.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.