Saltar al contenido principal

Una inusual acuarela de Hergé fue vendida en una subasta por más 600.000 euros

Anuncios

París (AFP)

Una inusual ilustración dibujada y pintada por Hergé, el artista belga creador de Tintín, alcanzó un precio de más de 600.000 euros en una subasta realizada este jueves por la casa Christie's en París.

La obra, cuyo precio estimado estaba entre 500.000 y 600.000 euros, fue adjudicada por 629.000 euros (750.000 dólares), con los gastos incluidos.

Esta cifra es más alta que el precio que alcanzó en noviembre de 2017 una obra similar que fue vendida por 505.000 por la casa de subastas Artcurial.

Sin embargo, está por debajo de la cantidad que un comprador pagó por otra ilustración del estilo que se alzó con 770.600 euros en la misma casa de remates.

La acuarela vendida este jueves había sido realizada para la portada del semanario "Petit Vingtième" y fue publicada el 22 de junio de 1939 para ilustrar un episodio de "El cetro de Ottokar".

La ilustración representa a Tintín, hambriento, que huye del reino imaginario de Bordury sujetando contra su pecho una botella de vino y un pan. En tanto, Milou aparece a su lado con un hueso en la boca.

Su gran valor y la expectación en torno a la venta se deben a que la imagen finalmente no figuró en el álbum "El cetro de Ottokar".

Esta obra nunca había salido a subasta. Fue un regalo de Hergé a un amigo y después "permaneció en la familia de su feliz destinatario durante cerca de 77 años", explicó Philippe Goddin biógrafo del artista y autor de la reseña para este lote hecha por la casa de subastas.

"Esta es una joya de la obra de Hergé que renace aquí, casi como un milagro", destacó. "Aunque una gran cantidad de estos dibujos fueron conservados por el autor, hay otros que se habían perdido o que fueron regalados a amigos o a conocidos. Y entre estos últimos, 'nec plus ultra', son muy pocos aquellos en los que él se tomó el trabajo de darles color antes de regalarlos", agregó Goddin.

Las portadas del "Petit Vingtième" forman parte de las obras más buscadas por los coleccionistas de Hergé. En el periodo de "El cetro de Ottokar", Hergé trabajaba solo, por lo que él mismo dibujó y pintó con tinta china la ilustración de la portada.

El viernes, la casa Artcurial tiene prevista otra subasta que incluye varias obras de Hergé, incluyendo numerosas litografías, esculturas y álbumes.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.