Saltar al contenido principal

Fondos propios de bancos griegos sufrirían fuerte degradación en caso de crisis

Anuncios

Atenas (AFP)

El Banco Central Europeo (BCE) publicó este sábado los resultados de las pruebas de resistencia de los cuatro principales bancos griegos, que muestran que sus reservas de fondos sufrirían una fuerte degradación en caso de un golpe económico.

El supervisor bancario de la zona euro analizó los balances de Alpha Bank, Eurobank, el Banco Nacional de Grecia (BNG) y Piraeus Bank, sometiéndolos a escenarios de crisis vinculados, por ejemplo, a reembolsos de préstamos no realizados o a un retroceso de sus volúmenes de negocios.

El objetivo era ver si sus reservas de fondos propios son suficientes.

El resultado fue una "disminución media" de sus ratios de fondos propios "duros", los Common Equity Tier 1, "del orden de 9 puntos porcentuales, lo que equivale a 15.500 millones de euros", indicó el guardián del euro en un comunicado.

Esta bajada equivale aproximadamente a una reducción de la mitad de los fondos propios de cada establecimiento, es decir, de su colchón en caso de crisis.

El ratio de fondos propios Tier 1 es la parte que los reguladores consideran más sólida, el núcleo duro de los capitales propios de las instituciones financieras.

La pérdida sería de 8,56 puntos porcentuales para Alpha Bank, de 8,68 puntos porcentuales para Eurobank; 9,56 para el BNG, y 8,95 para Piraeus Bank, detalla el BCE, que afirma no obstante que estos resultados no suponen ni una garantía ni el rechazo de su solvencia.

En cuatro comunicados diferentes, los bancos se felicitaron por "haber superado" estos tests, que según el dirigente de Piraeus Bank, Christos Megalou, "confirman que el contexto económico mejora de forma sensible para Grecia".

Las cuatro instituciones forman parte de los 120 bancos de la zona euro que el BCE supervisa desde 2014.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.