Saltar al contenido principal

Donald Trump promete lealtad a los amantes de las armas

El presidente de EE. UU., Donald Trump, pronuncia un discurso ante la Convención de la Asociación Nacional del Rifle (NRA) en Dallas, Texas, EE. UU., El 4 de mayo de 2018.
El presidente de EE. UU., Donald Trump, pronuncia un discurso ante la Convención de la Asociación Nacional del Rifle (NRA) en Dallas, Texas, EE. UU., El 4 de mayo de 2018. Carlos Barria / Reuters

El presidente estadounidense dijo en la convención del mayor lobby de las armas que defenderá el derecho a poseer armas mientras siga en la Casa Blanca y pidió el voto para las legislativas.

Anuncios

Nadie va a arrebatar las armas a los estadounidenses. Ese es el mensaje que quiso transmitir el presidente Donald Trump este viernes 4 de mayo en la convención de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés). “Los derechos de la segunda enmienda (posesión de armas) están bajo asedio, pero nada ocurrirá mientras yo sea presidente”, prometió el mandatario a una eufórica multitud a la que calificó de “patriota”.

Trump juró así lealtad al mayor lobby de armas del país, que financió con más de 30 millones de dólares su campaña electoral. Las demandas de los millones de manifestantes que salieron a las calles tras la muerte de 17 personas en un tiroteo de una escuela de Florida el pasado febrero parecen haber sido olvidadas. El presidente reiteró que, a su juicio, el problema del creciente número de balaceras en centros educativos no son las armas, sino la salud mental de los agresores.

“El 98% de tiroteos ocurren en centros donde las armas están prohibidas", señaló Trump, que defendió que los guardias y profesores formados porten armas ocultas en el lugar de trabajo.

Se trata de una medida con la que simpatiza el 68% de los republicanos pero a la que se oponen el 82% de los demócratas y el 60% de votantes independientes, según una reciente encuesta de NPR/Ipsos.

El hecho de que la posesión de armas sea un derecho constitucional hace que la eliminación de esta enmienda ni siquiera sea contemplada. Sin embargo, demócratas y republicanos coinciden en algo: el 97% está de acuerdo en aumentar los controles de antecedentes penales que se llevan a cabo antes de que una persona adquiera un arma, según un sondeo de la Universidad de Quinnipiac.

Con su discurso, Donald Trump deja satisfechos a los defensores de la segunda enmienda y a la NRA

El discurso del mandatario fue un extenso alegato en favor de las armas como herramienta de defensa. Y llegó incluso a poner de ejemplo los actos terroristas en Francia para justificarlo. “Si en los atentados de París una persona hubiera tenido un arma, los terroristas hubieran huido o les habrían disparado”, pero “nadie tiene armas en París”, lamentó Trump antes de que la sala se llenara de aplausos.

Tras tantas promesas, Trump pidió a los amantes de las armas algo a cambio: que le den su voto al Partido Republicano en las elecciones legislativas de noviembre, en las que su partido se juega la mayoría con la que cuenta en ambas cámaras del Congreso.

El presidente fue ovacionado en numerosas ocasiones durante su discurso. Y no es para menos. Con su mensaje, Trump deja satisfechos a los defensores de la segunda enmienda y también a la misma NRA, cuyo principal propósito es la venta de armas. Y con el comandante en jefe proponiendo que se arme a más personas bajo la premisa de la autodefensa, esa meta la tienen garantizada. Al menos, mientras siga en la Casa Blanca.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.