Saltar al contenido principal

La Marcha mundial de la Marihuana une a ciudades de todo el mundo

Un participante sostiene una bandera durante una marcha por las calles en apoyo de la legalización de la marihuana en la Ciudad de México, México, el 5 de mayo de 2018. Las palabras en la bandera dicen “legalicenla”
Un participante sostiene una bandera durante una marcha por las calles en apoyo de la legalización de la marihuana en la Ciudad de México, México, el 5 de mayo de 2018. Las palabras en la bandera dicen “legalicenla” Ginnette Riquelme / REUTERS

Las calles de México, Brasil, Chile, Argentina, Perú, Paraguay y Colombia, entre otras, fueron algunos de los escenarios elegidos por miles de personas para exigir la legalización del cannabis y el libre cultivo de la planta.

ANUNCIOS

Los reclamos en cada ciudad tuvieron sus particularidades, pero un factor común uníó a todas las voces: basta de criminalizar a los usuarios, ya sean recreativos o medicinales.

Argentina: “Basta de presos por cultivar”

Bajo la consigna "Basta de presos por cultivar”, miles de personas llenaron varias calles de Argentina, especialmente las que unen el congreso nacional y la histórica Plaza de mayo. La principal columna de manifestantes estuvo encabezada por familias de personas que se encuentran encarceladas o procesadas por cultivar y consumir marihuana con fines recreativos, usuarios medicinales y organizaciones cannábicas. Otro reclamo que se repite cada año es el de la reforma de la ley de drogas, que criminaliza a los usuarios.

En un escenario montado frente al congreso nacional se expresaron activistas, usuarios y especialistas en el tema, pero el discurso que más resonó fue el del padre de Luciano y Nicolás Ali Brouchoud. Ambos hermanos permanecen detenidos desde 2017 tras un allanamiento de su casa, donde se encontraron plantas que utilizaban para consumo medicinal.

Chile: “Cultiva tu derecho”

También en Santiago, la capital de Chile, los ciudadanos defendieron la legalización del cannabis y su uso medicinal. Unas 80 mil personas marcharon por la principal avenida de Santiago en una distendida y alegre manifestación a favor del autocultivo y el uso de cannabis con fines medicinales y recreativos.
La marcha estuvo acompañada por corsos carnavalescos, comparsas musicales y otras expresiones artísticas que llegaron hasta el frente de La Moneda, la sede del Gobierno. Los manifestantes, que incluían familias completas, portaban pancartas con mensajes como "cultiva tu derecho", "no más presos por cultivar", o "uso legal, no criminal".

Para las organizaciones a cargo de la marcha, el modelo legal vigente está fracasando y creando más problemas que soluciones a los fenómenos asociados al consumo, producción y comercio de sustancias psicoactivas, con más de un millar de personas imputadas en 2017 por tenencia y cultivo de cannabis.
"Vamos a seguir cultivando por la salud y la libertad de todos los chilenos. No aceptamos que el Estado siga vulnerando nuestros derechos. Respetar los derechos de los usuarios de cannabis es respetar los derechos humanos", reclamó Ana María Gazmuri, directora ejecutiva de la Fundación Daya, en declaraciones recogidas por la agencia EFE.

Brasil: "Río no necesita intervención, pero sí legalización"

Otro de los países que se sumó al reclamo mundial fue Brasil y sus consignas no dejaron de lado la particular situación que atraviesa la nación carioca. Además de la legalización de la droga, este año se colaron mensajes críticos hacia la intervención en el área de seguridad de Río y carteles en memoria de Marielle Franco, la concejal socialista asesinada en marzo pasado.

"Tenemos que legalizar la marihuana, tenemos que dejar de criminalizar al usuario y tenemos que repensar también este sistema penitenciario que se volvió la base del crimen en Brasil", afirmó a EFE el exministro de Medio Ambiente Carlos Minc.

Colombia: "Legalícela Usted Mismo"

Otro de los países que no se quedó atrás del reclamo mundial fue Colombia. La "Marcha de la Marihuana" en su versión colombiana recorrió de forma pacífica las calles del centro de Medellín, al noroeste del país, y entre sus principales reclamos estuvieron el rechazo a la “represión" del Código de Policía. Una particularidad de los colombianos fue su creatividad, muchos consumidores utilizaban cocos, piñas, sandías y plátanos como pipas para fumar.

El carnaval también giró alrededor de la planta en Medellín, donde cerca de 5.000 personas bailaron al ritmo de la música rap y reggae, entre carteles que defendían la despenalización y el autocultivo. "Se han dado avances en algunas cosas en Colombia con el tema del cannabis medicinal, pero en el tema recreativo estamos retrocediendo", señaló David Ponce, uno de los organizadores de la manifestación, quien enfatizó en que los participantes no son "marihuaneros ni delincuentes".

La Marcha Mundial por la Marihuana inició en 1999 y, desde entonces, en más de 700 ciudades del mundo realizan esta actividad el primer sábado de mayo y tiene el objetivo de despenalizar la tenencia, el consumo y la plantación de la marihuana, así como terminar con la criminalización.

Con EFE y Reuters

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.