Saltar al contenido principal

Túnez celebra las primeras elecciones municipales libres desde la revolución de 2011

Anuncios

Túnez (AFP)

Los tunecinos están convocados a las urnas este domingo para votar en las primeras elecciones municipales libres desde la Revolución de 2011, unos comicios cruciales para consolidar el proceso democrático en el epicentro de la Primavera Árabe, aunque se espera una importante abstención.

Pese a que el país es elogiado recurrentemente por su transición ejemplar después de décadas de dictadura, el interés de la población en estas elecciones se ha visto lastrado por la persistente corrupción y la pobreza que no remite.

Los tunecinos ya había votado en comicios parlamentarios y presidenciales desde la caída del dictador Zine El Abidine Ben Alí, pero las elecciones municipales habían sido aplazadas cuatro veces por problemas logísticos, administrativos y políticos.

"Este domingo no va a ser como los otros días. Por primera vez el pueblo tunecino está llamado a participar en las elecciones municipales, esto eso parece algo simple pero es muy, muy importante", dijo el sábado el presidente tunecino, Caid Essebsi.

El presidente llamó a una "participación masiva", pero los observadores esperan que haya una fuerte abstención.

Siete años después de que Ben Ali fuera derrocado en una revuelta que generó enormes esperanzas en todo el país y que generó expectación mundial, muchos tunecinos se declaran desilusionados con la creciente inflación, el persistente desempleo y la tenaz corrupción.

A principios de año, el país fue agitado por una ola de protestas por un nuevo presupuesto muy austero impuesto por el gobierno.

"Estas elecciones municipales no cambian nada para nosotros. Nosotros vamos a seguir siendo siempre el mismo carro sin ruedas o sin caballo", dijo a la AFP Hilma, una ama de casa de 34 años.

Los recintos electorales abrirán a las 08H00 y cerrarán a las 18H00 (desde las 07H00 a las 17H00 GMT) para que los votantes elijan concejales en un escrutinio proporcional de una vuelta.

- "Agotados, amargados y decepcionados" -

El diario francófono La Presse dijo que los ciudadanos están "agotados, amargados y decepcionados".

"Esto se debe, entre otras cosas, a la ausencia flagrante, y muy difícil de soportar, de reformas económicas y sociales, que siempre son suspendidas, aplazadas o relegadas", estimó el diario.

Pero una parte de la población si abriga expectativas de que su vida cotidiana mejore y que el país sea más limpio, con mejores transportes y con más desarrollo.

Las elecciones municipales marcan el primer paso tangible hacia una descentralización, que está inscrita en la constitución y era una de las reivindicaciones de la revolución.

Bajo el mando de Ben Ali, las municipalidades sólo gestionaban una parte del territorio y tenían poco poder de decisión, ya que estaban sometidas a la buena voluntad de un poder central que muchas veces actuaba de forma clientelista.

Los expertos proyectan que los dos grandes grupos que dominan el panorama político del país: el movimiento islamista Ennahda y el secular Nidaa Tounes van a encabezar los resultados en casi todos los distritos.

Sin embargo, siempre hay una expectativa de que de estas elecciones nazca una nueva generación de políticos.

Hay más de 57.000 candidatos en competencia, la mitad de ellos mujeres y jóvenes. De las 2.074 listas presentadas, 1055 son de partidos, 860 son independientes y 159 de coaliciones. En el país hay 350 municipalidades.

Para las elecciones hay movilizados unos 60.000 policías y agentes militares, en un momento en que el país sigue en estado de emergencia después de una serie de ataques yihadistas en 2015.

Después de estos comicios, la próxima cita electoral son las elecciones legislativas y presidenciales en 2019.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.