Saltar al contenido principal

Los tunecinos acuden a las urnas en las primeras elecciones municipales del país

Los votantes hacen cola en un colegio electoral durante las elecciones municipales en Túnez, Túnez, el 6 de mayo de 2018.
Los votantes hacen cola en un colegio electoral durante las elecciones municipales en Túnez, Túnez, el 6 de mayo de 2018. Zoubeir Souissi / Reuters

Este domingo 6 de mayo acontecen las primeras municipales en Túnez, desde la revolución de 2011 que derrocó al gobierno de Ben Alí. Se prevé que el partido islamista Ennahda y la formación laica Nidaa Tounes dominen el escrutinio.

Anuncios

Túnez vive este domingo 6 de mayo las primeras elecciones municipales libres en casi una década. Se espera que estos comicios, que irán seguidos de unas elecciones legislativas y presidenciales en 2019, permitan la entrada de una nueva generación de representantes. Por eso el voto es crucial para dar comienzo a una nueva etapa democrática, pero no parece ser recibido con gran fervor.

“Este domingo no será como los otros días. Por primera vez (desde la revolución de 2011), el pueblo tunecino está llamado a participar a unas elecciones municipales, que parecen un acontecimiento ordinario, cuando en realidad son muy importantes”, dijo este viernes el presidente Béji Caïd Essebsi, invocando a una “participación masiva”.

Tras las elecciones que buscaban formar una Asamblea constituyente en 2011, y las legislativas y las presidenciales de 2014, los comicios municipales han sido pospuestos hasta en cuatro ocasiones por razones logísticas, administrativas y políticas.

Abstención electoral

Según los observadores, es posible que haya una gran abstención. Siete años después de la revolución, que había aportado grandes esperanzas, muchos tunecinos se sienten desanimados frente a la inflación que ya ronda el 8%, el paro que no desciende del 15% y los arreglos entre los partidos políticos.

“Estas municipales no cambiarán nada para nosotros. Estaremos siempre en el mismo carro sin ruedas, ni caballo”, opina una ciudadana de 34 años, Hilma, durante la campaña.

Pese a eso, 11.185 mesas electorales esperan a los tunecinos a lo largo de esta jornada para escoger a los consejeros municipales, en un escrutinio proporcional de una única vuelta. Estos consejeros tendrán que elegir a su vez a los alcaldes, antes de la fecha límite de mediados de junio.

Más de 57.000 candidatos están en juego, de los cuales la mitad son mujeres y otros de perfil más joven. Y del total de las 2.074 listas disponibles, 1.055 son de listas de partido, 860 independientes y 159 de coalición, según el ISIE, la institución encargada de las elecciones.

Descentralización

Estas elecciones municipales marcan el primer paso hacia la descentralización, inscrita en la Constitución, y siendo una de las reivindicaciones de la revolución, ya que bajo el gobierno autocrático de Zine El Abidine Ben Alí los municipios solo controlaban una parte del territorio, por lo que tenían poco poder de decisión y estaban sometidas a la administración central.

Pero desde abril, cuando fue votado, el país cuenta con una norma sobre el poder local que permite a las administraciones actuar libremente y con más autonomía.

Para los expertos, los dos protagonistas de la vida política, a saber, los islamistas de Ennahda (“Partido del Renacimiento”) y la formación laica Nidaa Tounes (“La Convocatoria de Túnez”), las únicas en estar presentes en casi todas las listas municipales, podrían llevarse la mayor parte de los votos. Precisamente, el partido Ennahda ha mostrado su voluntad de continuar a nivel local, el consenso que tiene con Nidaa a nivel nacional.

Con AFP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.