Saltar al contenido principal

Los ferroviarios franceses mantienen el pulso con el gobierno francés

Anuncios

París (AFP)

Los sindicatos de los trabajadores ferroviarios franceses advirtieron este lunes de su intención de continuar con el paro que paraliza parcialmente el tráfico desde hace más de un mes, tras reunirse con el primer ministro, Edouard Philippe.

Por primera vez desde el inicio de la huelga a principios de abril, el primer ministro recibió por separado a delegados de los gremios de la Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF), con el objetivo de resolver esta crisis que afecta a millones de franceses.

Pero la reunión no desembocó en ningún anunció significativo. Philippe se mantuvo firme y advirtió que "no habrán cambios fundamentales" en el plan para reformar la compañía de trenes, aunque agregó que el texto "puede aún tener algunos cambios".

"Salimos motivados para seguir ya que el primer ministro no dijo nada más que lo que ya había dicho antes de la reunión", declaró tras la cita Philippe Martinez, secretario general de la CGT.

Los ferroviarios franceses han convocado un movimiento de huelgas intermitentes para dos de cada cinco días hasta finales de junio, en rechazo a una reforma que prevé para los nuevos empleados la supresión del estatuto especial del que gozan los trabajadores de la compañía y la apertura del sector a la competencia.

Se oponen también a la transformación de la SNCF en una sociedad anónima cuyas acciones estarían en poder del Estado.

Este lunes por la noche comenzará la octava secuencia de paro que terminará el jueves por la mañana.

Los sindicatos prometen mantener el pulso con huelgas hasta el 28 de junio, alegando que la reforma pone en peligro un servicio público clave.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.