Saltar al contenido principal

Región de Bolivia en huelga por impuestos que genera campo de gas

2 min
Anuncios

La Paz (AFP)

El departamento boliviano de Chuquisaca, en el sureste del país, registraba el martes cortes de ruta, el cierre de su aeropuerto y la paralización de comercios, a raíz de protestas civiles por la disputa con otra región vecina por los impuestos que paga un consorcio francés-ruso-argentino por la explotación de un megacampo de gas.

Sucre, capital de Chuquisaca y Bolivia, y sede del poder Judicial, registraba una huelga civil, que se alarga desde la semana pasada, para exigir al gobierno compartir con el departamento vecino de Santa Cruz los tributos que recauda el Estado por el campo gasístico de Incahuasi, al considerar que parte de la explotación está dentro de su territorio.

Incahuasi comenzó a operar en agosto de 2016 por un consorcio conformado por la francesa Total, la rusa Gazprom y la argentina Tecpetrol, que poseen el 90% de las acciones, mientras que el 10% está en manos de la estatal petrolera boliviana YPFB. Las protestas no han paralizado la producción de gas que tiene como destino principal el mercado argentino.

Las manifestaciones aumentaron este martes, cuando el gobernador de Chuquisaca, el oficialista Esteban Urquizo, fue obligado a huir a pie de una turba de vecinos opositores que intentó agredirlo mientras se realizaba una reunión de líderes políticos y civiles locales, para evaluar el conflicto, según imágenes de los canales privados de televisión ATB y Red Uno.

La radio privada Erbol informó de que algunos comercios fueron saqueados y que la basura en la ciudad de Sucre, de unos 300.000 habitantes, comenzaba a inundar calles y avenidas, debido a que el servicio público de recogida no podía cumplir su labor.

El aeropuerto Alcantarí "se ve afectado por este paro", informó Javier Arévalo, director de la empresa AASANA que administra la terminal de aviones.

El gobierno de Morales exigió que se levanten las medidas de presión y propuso, para superar el conflicto, más inversiones en hidrocarburos para la región, sin seducir a los manifestantes opositores.

El ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, brazo derecho del presidente Morales, llamó a deponer las protestas y evitar "más daños a la población" que comenzó a sufrir la carestía en el aprovisionamiento de alimentos.

El líder de la sindical Central Obrera Departamental (COD) de Chuquisaca, Carlos Salazar, señaló que si no hay acuerdos con el gobierno "hay que radicalizar las medidas de presión".

Los hidrocarburos bolivianos fueron nacionalizados por Morales en 2006, al inicio de su gobierno.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.