Saltar al contenido principal

El pianista Andsnes, en la búsqueda de la atmósfera perfecta para Chopin

Anuncios

Nueva York (AFP)

Cuando llegó el momento de grabar en estudio las Baladas de Chopin, el pianista noruego Leif Ove Andsnes, artista residente en la Orquesta Filarmónica de Nueva York la temporada pasada, emprendió una búsqueda del espacio perfecto.

Andsnes había grabado discos celebrados de Sibelius y Stravinsky en el estudio Teldex en Berlín, pero ese lugar no le pareció adecuado para la intimidad que requiere la obra del célebre compositor franco-polaco del siglo XIX.

"Con Beethoven, por ejemplo, siento que él habla a la multitud, es como si él diera un discurso en una manera extremadamente profunda. Pero con Chopin, al igual que con Schumann, uno siente que es mucho más una relación entre dos personas", dijo Andsnes a AFP en el Lincoln Center de Manhattan, sede de la Filarmónica.

Entonces, el pianista se encerró en el estudio Sendesaal de la ciudad alemana de Bremen, concebido con un mejor aislamiento sonoro. Pero el disco también incluye sesiones en vivo desde el estudio, que el músico describió como "liberadoras" luego de días en grabaciones en solitario.

"El problema con grabar es que siempre estás pensando cómo hiciste las cosas y te vuelves muy preocupado sobre el desarrollo de la sesión", dijo.

"Pero en conciertos, piensas más hacia adelante, piensas en lo que viene y en lo que tienes que contar".

- Chopin desde la adolescencia -

De 48 años, Andsnes ha tocado las tres primeras Baladas de Chopin desde que era un adolescente. La cuarta, una de las más difíciles, la empezó a tocar hace solo seis años.

Como considera que las Baladas son muy intensas para ser interpretadas en un solo ciclo, el músico las combina con las Nocturnas de Chopin en el disco, que saldrá a la luz en septiembre.

Durante su residencia en la Filarmónica de Nueva York, Andsnes con frecuencia interpretó las obras subestimadas de los grandes compositores: el cuarto concierto de Rachmaninoff o la "Fantasía" para piano y orquesta de Debussy.

La "Fantasía", la única obra de Debussy para piano y orquesta, nunca fue interpretada cuando el maestro francés vivía. En 1890, el jefe de orquesta que debía dirigir el estreno la anuló, por falta de tiempo para prepararla.

Andsnes, que describe la "Fantasía" como "maravillosa", la interpretará el próximo mes en París con la orquesta Filarmónica de Radio Francia.

- Explorando la Primera Guerra -

Para el músico es muy importante mantenerse activo en Noruega. Este padre de tres niños organiza un festival de verano en la ciudad costera de Rosendal.

Con obras de Janacek y Ravel en el programa, la próxima edición del festival, en agosto, pondrá el acento en la música compuesta durante la Primera Guerra Mundial, cuando se conmemora un siglo del conflicto.

Andsnes dice estar fascinado por la riqueza de la música en un periodo de tanta violencia.

"Se compuso muy buena música en esos años y es interesante ver cómo la guerra afectó las vidas de tantos de los compositores. Pero sin embargo no hicieron otra cosa que componer música y no necesariamente música que reflejara la guerra".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.