Saltar al contenido principal

El secretario de Estado de EE. UU llegó a Corea del Norte para preparar la histórica cumbre

Mike Pompeo ya había conocido a Kim Jong-un el 26 de abril de 2018 en Pyongyang.
Mike Pompeo ya había conocido a Kim Jong-un el 26 de abril de 2018 en Pyongyang. AFP

Mike Pompeo, llegó a Pyongyang para preparar una cumbre sin precedentes entre el líder norcoreano y Donald Trump. El presidente estadounidense señaló la posibilidad de que tres estadounidenses detenidos en el país pudieran ser liberados.

Anuncios

En declaraciones recogidas por la agencia Reuters, Pompeo señaló que su visita tenía la intención de finalizar la agenda de la cumbre que podría permitir un "cambio histórico y grande" en las relaciones entre estas naciones enemigas.

Pompeo ya realizó una visita a Corea del Norte durante el fin de semana de Pascua, convirtiéndose así en el primer funcionario estadounidense conocido que se reunió con Kim Jong-un, para sentar las bases de la cumbre planificada. La reunión tuvo lugar antes de que Pompeo , que era entonces jefe de la CIA, fuera confirmado por el Senado como secretario de Estado.

La visita se produjo el mismo día que Donald Trump anunció su retiro del acuerdo nuclear con Irán y en esta línea el mandatario sugirió que abandonar el acuerdo pacto enviaría un "mensaje crucial" no solo a Teherán sino también a Pyongyang. Aunque para algunos críticos de la decisión de Trump consideran que esta podría socavar su credibilidad a los ojos de Corea del Norte, alimentando las dudas de si se sometería a cualquier acuerdo nuclear.

Los tres estadounidenses detenidos podrían regrear con Pompeo

El viaje del nuevo jefe de la diplomacia estadounidense elevó las expectativas de que los tres detenidos coreanoamericanos, Kim Hak-song, Kim Sang-duk y Kim Dong-chul, puedan ser entregados a él. Los tres están acusados de realizar "actos hostiles" y "espionaje" contra Pyongyang. Todos ellos nacieron en Corea del Sur y posteriormente adquirieron la nacionalidad estadounidense.

La liberación de los detenidos podría indicar un esfuerzo de Kim para establecer un tono más positivo para la cumbre, que se planea para fines de mayo o principios de junio, luego del reciente compromiso de Kim de suspender las pruebas de misiles y cerrar el sitio de prueba de la bomba nuclear de Pyongyang.

En declaraciones a la prensa el Donald Trump fue cuestionado acerca de la posibilidad del retorno de los tres detenidos y el mandatario se limitó a responder que "Pronto nos daremos cuenta" y agregó  que sería algo grandioso. Por su parte Pompeo también fue consultado por el tema mientras se dirigía a la nación norcoreana y consideró que la liberación, que vienen pidiendo hace más de un año, sería un gran gesto por parte de Pyongyang.

Corea del sur: traigan la fecha, la hora y a los presos

El Gobierno surcoreano dio hoy por hecho que el secretario de Estado de Estados Unidos retornará de su viaje a Pyongyang con los tres presos estadounidenses retenidos en Corea del Norte. "Esperamos que traiga la fecha, la hora y a los presos", explicó hoy a la agencia Yonhap un portavoz de la Oficina Presidencial surcoreana, en referencia a los detenidos y a los detalles sobre la histórica cumbre entre los líderes.

Trump y Kim han intercambiado insultos y amenazas durante todo el año pasado, pero las tensiones se han aliviado en los últimos meses y hay expectativas que su encuentro abra una nueva etapa en sus relaciones.

Con EFE y Reuters

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.