Saltar al contenido principal

Sector automotor, clave de las negociaciones del TLCAN, según canciller de Canadá

Anuncios

Washington (AFP)

Los ministros de Comercio de Estados Unidos, Canadá y México se están enfocando en los nuevos requisitos de contenidos para la industria automotriz mientras discuten sobre la renovación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), dijo el miércoles la ministra de Relaciones Exteriores canadiense Chrystia Freeland.

Freeland declaró a la prensa que se había reunido con representantes de los empresarios y de los trabajadores del sector automotor en paralelo a sus contactos con sus contrapartes del TLCAN.

"Nos reunimos ayer y también hemos pasado mucho tiempo con las partes interesadas, tanto laborales como industriales, a medida que avanza la conversación sobre las reglas de origen", dijo.

"Lo realmente importante para nosotros es hablar sobre los detalles emergentes con la industria, con la mano de obra, para asegurarnos de llegar a algo que funcione", señaló.

La ministra canadiense se encuentra en Washington desde el lunes para mantener conversaciones con el Representante de Comercio de Estados Unidos Robert Lighthizer y el ministro de Economía mexicano Ildefonso Guajardo.

Estados Unidos ha estado presionando para incrementar la proporción de piezas producidas en países con salarios altos para que puedan ingresar libres de impuestos a los tres países.

México se opuso a esa demanda y, a cambio, planteó un aumento de la proporción de autopartes producidas en el TLCAN, sin requisitos vinculados a los salarios y con un período de incorporación más prolongado de 10 años, según informes de prensa.

"Definitivamente este es un problema en el que los tres países deben trabajar juntos. El sector del automóvil es importante para todos", dijo Freeland.

Los funcionarios comerciales se han estado reuniendo a lo largo del mes para abrir el camino a un acuerdo sobre un nuevo TLCAN antes de que los calendarios políticos y legislativos en los tres países pongan en peligro el proceso.

El diario The Washington Post citó a funcionarios estadounidenses según los cuales el 18 de mayo es la fecha límite que se fijó el presidente Donald Trump para llegar a un acuerdo con sus dos socios y presentarlo al Congreso.

En junio habrá elecciones provinciales en Canadá y el 1 de julio se celebrarán las presidenciales y legislativas en México, mientras en noviembre los estadounidenses renovarán parcialmente su parlamento.

Trump desencadenó la renegociación del TLCAN el año pasado después de calificar al acuerdo comercial como un "desastre" que ha destruido empleos en su país, y amenazó con abandonarlo si no se llega a un consenso satisfactorio a sus intereses.

Si el acuerdo no se finaliza para el 18 de mayo, Trump deberá decidir si lo mantiene en sus actuales términos hasta que las conversaciones puedan reanudarse el próximo año o si intentará presentar un acuerdo parcial al Congreso.

La oposición parlamentaria demócrata, en particular los legisladores que forman parte del crucial Comité de Comercio, advirtieron al presidente republicano que no intente forzar la mano al Congreso.

"El Congreso debería aprobar un nuevo TLCAN en función de sus méritos y no bajo la amenaza de un retiro del acuerdo existente", dijeron el martes en una carta a Trump los representantes demócratas Sander Levin, de Michigan, y Ron Kind, de Wisconsin.

Canadá y México también han rechazado las demandas estadounidenses de eliminar un mecanismo de resolución de disputas e implementar una cláusula de "extinción" que exigiría renovar el pacto cada cinco años, pero esas cuestiones deberán esperar hasta que se resuelvan las reglas de origen del sector automotor.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.