Rendez-vous

Repetición


LOS ÚLTIMOS PROGRAMAS

ECONOMIA

Inflación en Argentina alcanza récord en lo que va del 2018

Saber más

EN FOCO

La Universidad de Medicina de Tokio limitó el número de mujeres admitidas

Saber más

LA ENTREVISTA

Tony Estanguet: “queremos que en los JJ.OO. de París 2024 haya igualdad de género”

Saber más

EL DEBATE

¿Está cerca el fin del fujimorismo en Perú?

Saber más

BOLETO DE VUELTA

Bagdad: entre la reconstrucción y los conflictos

Saber más

Europa

El científico David Goodall muere por suicidio asistido en Suiza

© Sebastien Bozon / AFP | El científico australiano David Goodall asiste a una conferencia de prensa el 9 de mayo de 2018, en vísperas de su suicidio asistido en Basilea.

Texto por Fabián Cristancho

Última modificación : 10/05/2018

El biólogo de 104 años, David Goodall, cumplió el deseo terminar con su vida en Suiza, lejos de su natal Australia que prohíbe el procedimiento en personas sanas.

David Goodall escuchó la Sinfonía número 9 de Beethoven mientras cumplía su último deseo.

El científico australiano consideraba que la calidad de vida, a sus 104 años, no era la mejor. En varias entrevistas se quejó de su cada vez más dificultosa movilidad y del deterioro de su visión. Por eso sostenía que su tiempo ya se había cumplido.

Y lo logró. Este 10 de mayo le fue suministrada una inyección de Nembutal que lo hizo entrar en un sueño profundo, hasta la muerte. Esa que le fue esquiva por las vías legales en Australia, su país natal ya que las leyes existentes le prohíben a un paciente sano llevar a cabo este tipo de procedimientos.

Y la única ley que solo se aplica a pacientes en fase terminal entrará en vigor en junio de 2019, caso al que Goodall tampoco podía aplicar. Por eso el respetado científico se mostró varias veces “disgustado” con el sistema australiano y tuvo que ir a Suiza, país en el que el suicidio asistido es legal. “Habría preferido terminar en Australia y lamento mucho que Australia esté atrasada con respecto a Suiza”, dijo uno de los médicos el pasado miércoles en una rueda de prensa.

La fundación de eutanasia Eternal Spirit se enteró del caso del biólogo por su intensa campaña para la legalización de la muerte asistida y le ayudó para que pudiera hacerlo en la clínica Life Circle, en la ciudad de Basilea.

"A las 12.30 horas de hoy (10 de mayo), el profesor David Goodall, de 104 años, falleció pacíficamente en Life Cycle, Basilea, Suiza, a consecuencia de una infusión de Nembutal"

Después de viajar a Francia para visitar a uno de sus hijos en Burdeos, el científico se trasladó a Suiza para que este 10 de mayo, rodeado de sus nietos y un amigo, muriera apaciblemente con el ‘himno de la alegría’ de fondo.

El suicidio asistido es ilegal en la mayoría de países del mundo

Él mismo abrió la válvula de la intravenosa que contenía el componente letal, pues así lo dispone la ley suiza. El Nembutal actúa como un potente sedante que en dosis elevadas detiene el movimiento del corazón.

“Fue una experiencia maravillosa conocerlo y estar tan íntimamente involucrado en sus últimas semanas de vida. Especialmente después de los 20 años de David como miembro de Exit International”, dijo el doctor Philip Nitschke de la fundación suiza.

El suicidio asistido, conocido también como la “muerte digna”, está prohibido en la mayoría de países del mundo.

Por eso, una de las últimas voluntades del científico es que su caso sirva para que Australia y otros países se sensibilicen y adopten legislaciones similares a las de Suiza donde cualquier persona con buena salud mental puede recurrir al método.

Con AFP

Primera modificación : 10/05/2018