Saltar al contenido principal

Israel toma represalias tras ataques de las fuerzas iraníes

El fuego de algunos de los cohetes que detonó la tensión entre Irán e Israel, se observa desde Damasco, Siria, 10 de mayo de 2018.
El fuego de algunos de los cohetes que detonó la tensión entre Irán e Israel, se observa desde Damasco, Siria, 10 de mayo de 2018. Omar Sanadiki / Reuters

Las tensiones entre Israel e Irán aumentaron por unos ataques con cohetes directamente atribuidos a la República Islámica a posiciones israelíes en territorio sirio.

Anuncios

Durante la noche del miércoles 9 de mayo y la madrugada del jueves 10, unas bases militares israelíes fueron atacadas con unos 20 cohetes lanzados contra su línea de defensa en el territorio ocupado de los Altos del Golán, la meseta siria ocupada por Israel desde 1967.

Según el ejército israelí, la 'fuerza iraní Quds' (Jerusalén, en árabe) fue responsable de estos ataques. "Esta noche sobre las 12:10 a. m. dispararon aproximadamente 20 proyectiles, la mayoría cohetes, hacia la primera línea de defensa del Ejército en el norte", dijo Jonathan Conricus, portavoz del Ejército, a la agencia EFE.

Tras el ataque, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dijo que Irán había cruzado una "línea roja" al disparar los cohetes. Las autoridades iraníes no se pronunciaron sobre esta escalada de tensión.

Horas después de los bombardeos, el portavoz de la Comandancia General de las Fuerzas Armadas Sirias, Ali Maihub, afirmó en un discurso televisado que la caída de varios cohetes "enemigos israelíes causaron la muerte de tres mártires e hirió a otros dos".

Maihub afirmó que "estas descaradas agresiones" van a motivar a las fuerzas armadas sirias a conseguir "más logros en la lucha contra el terrorismo" y a insistir más "en su sagrado deber de defender la patria".

La mayor operación de Israel en Siria desde que comenzó la guerra civil

En respuesta a esta ofensiva de Irán, el ejército israelí atacó a "docenas" de objetivos militares iraníes en Siria. La operación nocturna, una de las más importantes de las tropas del país judío en los últimos años y la más importante contra objetivos iraníes, se centró en la fuente de los disparos de cohetes, así como en las instalaciones de inteligencia.

Israel utilizó 28 aviones y disparó 70 misiles contra la infraestructura de Irán en Siria, según el Ministerio de Defensa ruso, que dijo que la mitad de los misiles habían sido destruidos por el sistema de defensa aérea sirio. Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), estos ataques mataron al menos a 23 combatientes, incluidos cinco soldados sirios y 18 miembros de las fuerzas aliadas del régimen.

"No estamos buscando una escalada", dijo el teniente coronel Conricus, mientras advirtió que cualquier nuevo intento iraní de atacar a Israel requeriría una respuesta enérgica. "Ya pagaron el precio esta noche, pero la opción es que paguen aún más", dijo.

Israel permanece en "estado de alerta elevado", pero las únicas instrucciones dadas a los habitantes del Golán son permanecer atentos a la información del comando militar y evitar las agrupaciones en número.

Estos eventos se producen en el contexto de fuertes tensiones entre Irán e Israel, como resultado de varias operaciones atribuidas al ejército israelí contra los intereses iraníes en Siria.

Reporte desde Jerusalén sobre las tensiones entre Israel e Irán

EE.UU.: "el despliegue de Irán en Siria de sistemas de misiles y cohetes ofensivos apuntados a Israel es un hecho inaceptable"

El gobierno estadounidense expresó su "contundente respaldo" al "derecho de Israel a actuar en defensa propia", después de los bombardeos israelíes contra instalaciones militares iraníes en territorio sirio como respuesta al ataque con cohetes.

"EE.UU. también insta a todas las naciones a dejar claro que las acciones del régimen iraní suponen una grave amenaza a la paz y estabilidad internacional", indica la nota.

En la comunicación se advierte, además, que "el despliegue de Irán en Siria de sistemas de misiles y cohetes ofensivos apuntados a Israel es un hecho inaceptable y muy peligroso para todo Medio Oriente".

El presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, manifestaron su preocupación y pidieron una reducción de la escalada. Sin embargo, Berlín ha "condenado" fuertemente el tiroteo atribuido a Irán: "estas huelgas son una provocación seria. Israel tiene derecho a protegerse a sí mismo", dijo en un comunicado el Ministerio de Exteriores.

Reino Unido condenó también en la ONU el supuesto ataque contra fuerzas israelíes lanzado por Irán desde Siria y subrayó que Israel tiene derecho a defenderse. "Llamamos a Irán a evitar más acciones desestabilizadoras", dijo Jonathan Allen, el número dos de la misión británica ante Naciones Unidas. Según Allen, el Reino Unido "condena sin reservas el ataque iraní contra fuerzas israelíes" y considera que "Israel tiene derecho a defenderse".

El Ministerio de Exteriores sirio afirmó que los bombardeos llevados a cabo por Israel contra bases iraníes y de fuerzas gubernamentales sirias abre una "nueva etapa" de "enfrentamiento directo" con Siria.

Serguéi Lavrov, ministro de Exteriores ruso calificó de "tendencia bastante alarmante" la escalada de tensión entre Israel e Irán, después de los bombardeos israelíes contra instalaciones militares iraníes en el territorio de Siria.

"Partimos de la base de que todos los problemas deben resolverse mediante el diálogo", dijo Lavrov en una rueda de prensa conjunta con su colega alemán, Heiko Maas, al término de sus conversaciones.

Qué sucederá con la tensión entre israelíes e iraníes

El analista e historiador Yoram Meital, de la Universidad de Ben Gurión, dijo a EFE que "este combate de boxeo va a continuar; tanto la retórica como las amenazas por ambos lados, pero no creo que una guerra abierta, entre otras cosas por los elementos externos que ejercen gran presión para que esto no suceda".

El principal de ellos, dijo Meital, es Rusia, que "tiene tanta fuerza militar y tanta capacidad en la zona que podría haber desbaratado fácilmente la operación israelí, pero eligieron no hacerlo y observar".

Hassan Nafaa, profesor de ciencias políticas en la Universidad de El Cairo en Egipto, señaló a AP que Israel es uno de los "países más felices por la retirada de Trump del acuerdo nuclear con Irán, porque Israel dice que no puede tolerar tener una presencia iraní en su frontera con Siria. Por lo tanto, hará todo lo posible para poner fin a la presencia iraní en Siria. Los próximos días mostrarán cómo Irán y Hezbolá reaccionarán. Este es sólo el comienzo".

Israel denunció ante el Consejo de Seguridad de la ONU la "agresión" en su contra por parte de Irán y pidió a las potencias que le exijan a Teherán la salida de sus fuerzas militares de Siria.

Los Guardianes de la Revolución iraníes aseguraron que con el desarrollo de las capacidades defensivas, Irán ha "bloqueado el camino de los enemigos hacia la opción militar", sin aludir a los recientes bombardeos israelíes en Siria.

Ante la situación, el secretario general de la ONU, António Guterres, pidió el "cese inmediato de todos los actos hostiles y de cualquier acción provocadora" por estos choques entre Israel e Irán en Siria.

Con EFE y AP

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.