Saltar al contenido principal

La universidad de Pyongyang financiada por cristianos extranjeros

Anuncios

Seúl (AFP)

La universidad donde trabajaban dos de los tres estadounidenses liberados por Corea del Norte es singular: una institución fundada y financiada por cristianos extranjeros en un país que denigra la religión.

La Universidad de Ciencias y Tecnología de Pyongyang (USTP) fue creada por James Kim, un evangélico estadounidense-coreano que estuvo detenido por Corea del Norte bajo sospecha de ser un espía por cuenta de Washington.

Los ciudadanos norcoreanos son los únicos en poder inscribirse en el establecimiento, conocido por acoger a muchos hijos de la élite del país. La USTP abrió en 2010.

Según su página internet, acoge a 560 estudiantes y cuenta con 100 "voluntarios internacionales", muchos de los cuales llegan a ella por mediación de organizaciones religiosas.

Su misión, explica, es "buscar la excelencia en educación, con una perspectiva internacional, para que sus estudiantes sean competentes en sus estudios, innovadores en materia de investigación y moralmente rectos, iluminando al pueblo coreano y al mundo".

La institución se abstiene de hacer proselitismo cristiano para no enfadar a Pyongyang, afirman varias fuentes. La Constitución de Corea del Norte contempla la libertad religiosa, pero en la práctica no existe.

- "Oraciones hechas realidad" -

Kim Hak-song, especialista en temas agrícolas, y el exprofesor de contabilidad Tony Kim trabajaban como profesores en este establecimiento cuando fueron detenidos.

La universidad informó entonces que su detención "no tenía vínculo alguno con el trabajo de la USTP".

Los dos hombres han podido llamar la atención de las autoridades norcoreanas por sus actividades religiosas anteriores, en otros países.

Los tres estadounidenses fueron liberados tras un encuentro el miércoles en Pyongyang entre el secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo y el dirigente norcoreano Kim Jong Un. Aterrizaron en Estados Unidos, donde los recibió el presidente Donald Trump.

"Nuestras oraciones se hicieron realidad", declaró la USTP en un comunicado, en el que esperó que los exdetenidos puedan ahora "tener momentos de paz y de descanso con su familia y amigos, y comenzar a reconstruir una vida normal".

La universidad sufrió las repercusiones indirectas del cautiverio de los estadounidenses.

Tony Kim fue detenido en abril de 2017 y Kim Hak-song un mes después. Unas semanas más tarde, el estudiante Otto Warmbier, condenado a 15 años de trabajos forzados por el robo de un cartel de propaganda, fue liberado en estado de coma y falleció poco después de ser repatriado.

- ¿Vuelta a la normalidad? -

Esto llevó a Washington a prohibir a sus ciudadanos viajar a Corea del Norte.

Alrededor de la mitad de los 80 miembros del personal docente de la USTP eran estadounidenses que por este motivo no pudieron regresar al establecimiento para el año escolar en curso y la universidad tuvo que recurrir a profesores chinos.

La USTP también tuvo problemas para transferir fondos e importar material debido a las sanciones impuestas a Pyongyang por el Consejo de Seguridad de la ONU en represalia por su programa balístico y nuclear.

"Esperamos por supuesto que se trate de una etapa en un proceso positivo que conduzca al gobierno estadounidense a poner fin a la prohibición de viajar infligida a sus ciudadanos", declaró a la AFP un responsable de la universidad.

En su página web, la USTP explica que contrata a profesores de inglés y de chino, así como a especialistas para impartir asignaturas como tecnología de células madre o ingeniería genética.

La escritora estadounidense-coreana Suki Kim entró de incógnito en la USTP en 2011 para enseñar inglés y así poder escribir un libro sobre su experiencia.

En declaraciones el año pasado al Washington Post, Suki Kim calificó a la universidad de "arreglo recíproco" en virtud del cual "el régimen obtiene una educación gratuita para su juventud e instalaciones modernas (...) mientras que los evangélicos tienen un pie en el país".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.