Saltar al contenido principal

Lola Dueñas, una actriz española que dio el salto al cine francés

Anuncios

Cannes (Francia) (AFP)

La actriz española Lola Dueñas, que ganó un premio colectivo en Cannes con "Volver" de Pedro Almodóvar, regresó al certamen pero esta vez con un filme francés en el que ella es la protagonista.

En "Quelque chose qui se passe" ("Algo está pasando"), de Anne Alix, Dueñas da vida a Dolores, una periodista española que escribe una guía turística sobre la Provenza. En su viaje se cruzará con Irma, un mujer búlgara que está al borde del suicidio, con la que entablará un profunda amistad.

La cinta, programada en la ACID, la sección independiente más alternativa de Cannes, muestra una Provenza totalmente desconocida, fuera de los circuitos turísticos, poblada por unos personajes sencillos, como un grupo de hombres que se dedican a la pesca o los trabajadores de una fábrica.

Más que un historia, "es un retrato humano", dice a la AFP la actriz. "Una mezcla increíble entre la vida y el cine".

Por problemas de presupuesto, el rodaje fue una aventura, asegura Dueñas, y hubo que eliminar mucha parte de la historia.

"Quelque chose qui se passe", de pequeño presupuesto, es la última de una notable lista de filmes que Dueñas, de 46 años, ha rodado en Francia.

Como ella misma admite, últimamente casi ha rodado más en Francia que en su país natal. Con "Alleluya", en 2014, estuvo también en el Festival de Cannes, en la sección paralela de la Quincena de Realizadores.

- "Empezar desde el principio" -

Siguiendo quizás la estela de otras actrices españolas que viven en el país vecino, como Victoria Abril, decidió instalarse en París en 2011, y "empezar desde el principio", presentándose a pruebas para papeles de figurante.

Ella que ya tenía una carrera más que consolidada en España, con tres películas de Pedro Almodóvar a sus espaldas ("Hable con ella", "Volver" y "Los abrazos rotos") y el premio colectivo a la mejor interpretación en Cannes justamente por "Volver".

Aunque muchos le dijeron que "estaba loca por irse con 39 años y sin hablar francés", ahora ve con satisfacción poder alternar los rodajes en los dos países.

De sus inicios en Francia también recuerda la ayuda inestimable de Almodóvar. Haber trabajado con el director manchego le abrió muchas puertas. "Se lo agradeceré toda mi vida. Le debo mucho", afirma.

Sobre el cine francés, destaca que hay muchas "películas sencillas y muy de actores". Y sobre todo que "pueden rodar casi lo que quieran", incluso temas que nunca habrían visto la luz en España.

En este sentido, los franceses "son muy valientes", insiste la actriz, por arriesgarse en este tipo de rodajes, como en "Quelque chose qui se passe", donde todos son extranjeros.

Dueñas es consciente de que, a pesar de haber rodado una decena de filmes en Francia, siempre tendrá un acento. "Forma parte de mi encanto", dice entre risas.

Y asume que en muchas ocasiones tendrá que interpretar papeles relacionados con sus orígenes, aunque no siempre. "A veces te toca llamarte Carmen y llevar un abanico y a veces (...) tienes un papel maravilloso independientemente de donde seas", admite.

Entre sus próximos proyectos uno español y dos franceses, de los que no puede hablar. También tiene pendiente el estreno en España de "Viaje al cuarto de una madre", de Celia Rico Clavellino, sobre una madre y una hija.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.