Saltar al contenido principal

Un imán muerto y dos heridos graves por ataque en mezquita en Sudáfrica

Anuncios

Verulam (Sudáfrica) (AFP)

Atacantes armados con pistolas y cuchillos degollaron a un imán e hirieron gravemente a dos personas tras penetrar en una mezquita en la ciudad sudafricana de Durban, informaron fuentes médicas a la AFP.

"El imán fue degollado y murió hace pocos minutos" explicó Paul Herbst, portavoz del servicio de de emergencias IPPS.

Luego de la oración de mediodía, tres hombres, presentados por los medios de prensa locales como egipcios, entraron a una mezquita de la ciudad de Verulam y atacaron a un iman, un feligrés y a un portero, según los servicios de emergencia IPSS.

"Amarraron al imán, lo hicieron arrodilar y le cortaron el cuello", dijo a la AFP un portavoz de IPSS, Paul Herbst. Rápidamente murió a causa de sus heridas.

Otras dos víctimas fueron apuñaladas, una en el abdomen y la otra en la axila, según la misma fuente. Estaban el jueves por la noche en un estado grave.

Antes de huir en auto, los atacantes lanzaron un coctel Molotov en la mezquita que se incendió parcialmente.

"Los bomberos llegaron al lugar y controlaron el incendio", según Herbst.

El presidente de la Red musulmana sudafricana, Faizel Suliman, rechazó especular sobre las causas del ataque.

"No se sabe si la motivación es criminal, si se trata de una historia amorosa que evolucionó mal o si fue por una razón religiosa", agregó. "Es la primera vez que pasa una cosa así en Sudáfrica", aseguró.

- "Ataque súbito" -

La policía se mostró prudente sobre los motivos de la agresión.

"La causa del ataque no se conoce aun", declaró a la AFP un portavoz de la policía, Nqobile Gwala, quien precisó que se inició una investigación.

"Ya hubo robos en mezquitas, pero no un incidente de este tipo, durante el cual al parecer nada fue robado", afirmó Prem Balram, portavoz de una sociedad de seguridad privada, Reaction Unit South Africa, que intervino en el lugar.

El ataque del jueves ocurrió en la provincia sudafricana de KwaZulu-Natal.

Prem Balram, portavoz de Reaction Unit South Africa, dijo que llegó a la mezquita y encontró a dos víctimas cubiertas de sangre a la entrada de la mezquita y que la tercera víctima fue atacada dentro del edificio.

"Testigos dijeron que los tres atacantes (...) usaron cuchillos. Un cuchillo fue dejado en el lugar", dijo Balram a la AFP. "Fue un ataque súbito", agregó.

El sagrado mes del Ramadan debe comenzar la próxima semana.

Sudáfrica, que cuenta con 1,5% de musulmanes entre sus 53 millones de habitantes, hasta ahora ha estado a salvo de atentados yihadistas, a diferencia de otros países africanos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.