Saltar al contenido principal

Inspirado en Genet, el argentino Luis Ortega recrea a un asesino serial

Anuncios

Buenos Aires (AFP)

Inspirado en el escritor francés Jean Genet, el cineasta argentino Luis Ortega recreó la figura de Carlos Robledo Puch, un asesino en serie de principios de los 1970, y bajo el título "El Ángel" lo presenta ahora en el Festival de Cannes.

Ortega, de 37 años y quien también ha trabajado en televisión con la serie "Historia de un clan", comenzó a hacer cine antes de los 20. Entre sus filmes destacan "Monobloc" (2005) y "Lulú" (2014).

En "El Ángel" le acompañó su hermano Sebastián en la producción, y se dio el gusto de poner dos canciones interpretadas por su padre, Palito Ortega, una estrella de la época.

PREGUNTA: ¿Cómo escogiste al personaje?

RESPUESTA: Es mucho más fácil vender una idea si decís que está basada en un caso real aunque la idea sea irreal. Después ponés todas tus ideas ahí adentro. Este caso era muy atractivo porque se trata de un chico muy bello que en los años 1970 había matado a muchísima gente, había robado y también había asesinado a sus amigos. Venía leyendo mucho a Jean Genet, que estuvo casi toda su vida preso y sus dos primeros libros los escribió preso. En "Santa María de las Flores" habla de su vida de niño como delincuente. Es el acto de robar atravesado por cierta religiosidad, por cierto momento mágico en que sos vos, Dios y la noche. Y ocurre algo muy especial, donde cada paso cruje y uno se siente vivir. En un mundo armado para que nadie se sienta vivo, la delincuencia aparece para un chico como una opción de vida. Es como si la trampa estuviera armada para que un chico pueda sentirse pleno solo fuera de las reglas.

P: La película lo hace percibir como un ser inocente.

R: Empieza muy inocentemente metiéndose en una casa ajena, con esta idea de que nada es de nadie. Si nada es de nadie, robar no es tal cosa. Decidí llevar adelante la idea de un niño que cree que lo están filmando, que cree que Dios lo ve caminar. Actúa como para impresionar a Dios. Ve todo el funcionamiento de la humanidad como algo tan artificial, tan mecánico y tan engañoso que cree que todo es mentira y cree que todos lo saben, pero nadie dice 'corte'. El cree que si dispara unos tiros va a llamar la atención del director de esa farsa y alguien le va a prestar atención. Por eso él mata y dice 'eso es un chiste, no es cierto' y el otro amigo se asusta y se va corriendo. Es un personaje que incorporó la mentira de la humanidad como la mentira de la naturaleza misma, entonces ni siquiera cree en la muerte. Para él matar es una abstracción. Es inocente, no de haber hecho lo que hizo, sino que es inocente de existir.

P: ¿Qué te ha aportado tu experiencia en la televisión para el cine?

R: Empecé haciendo películas muy joven, e hice muchas de muy bajo presupuesto. Algunas de relativo éxito artístico, unas logradas y otras no, ninguna de ellas a nivel industrial. La televisión fue mi paso a producir en una escala más importante, con recursos. Afortunadamente fue de la mano de mi hermano Sebastián, con su productora Underground, entonces nunca hubo una castración creativa, como suele haber en la televisión. Ese proyecto que fue "Historia de un clan" dio pie un poco a lo que siguió, a pasar a hacer lo que a mí realmente me gusta que es cine, pero con una producción que me permita escribir, dirigir y editar. Me parece valioso que los que recibimos mucho del cine hoy estemos haciendo películas y no series.

P: ¿Cómo ves el momento actual del cine latinoamericano?

R: Hemos mejorado mucho a nivel técnico y después el contenido no necesita ser mejorado porque tenemos mucho contenido como para hacer películas hasta el hartazgo. El tema es contar también con los medios y con lo que en definitiva nunca termina sucediendo: que una película pequeña pueda ser exhibida en un lugar para todo público. Porque creo que lo que falla son los exhibidores. Curiosamente están ocupando el lugar de ser dueños de lo que se va a ver, pero es gente que no sabe nada de cine, sabe del negocio.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.