Saltar al contenido principal

Con el reto de la seguridad, Irak vota para elegir a un nuevo primer ministro

Un hombre y una mujer muestran la tinta en sus dedos después de votar en Basra, el 12 de mayo de 2018.
Un hombre y una mujer muestran la tinta en sus dedos después de votar en Basra, el 12 de mayo de 2018. Essam al-Sudani / Reuters

Aunque el país consiguió derrotar al Estado Islámico (EI), este grupo armado amenazó la celebración de los comicios. En todo el país está prohibida la circulación de autos para evitar atentados.

ANUNCIOS

Durante la noche del viernes, las calles de Mosul tenían un aspecto desértico. No había gente, ni tampoco autos.

La situación en esta ciudad, último bastión que estaba en manos del grupo Estado Islámico, es el reflejo de cómo vive Irak sus elecciones parlamentarias.

En toda la nación la circulación de autos está prohibida durante este día y el espacio aéreo estuvo cerrado desde la noche del viernes hasta el mediodía.

Más de 24 millones de personas están llamadas a las urnas en unos comicios legislativos que iniciaron a las 7:00, hora local, y se extienden hasta las 18:00; de estas elecciones sandrá un nuevo primer ministro.

Aunque desde el año pasado el país consiguió recuperar el control total de su territorio de las manos del Estado Islámico, el ejército no baja la guardia. Y es que los terroristas amenazaron con atentar en las elecciones.

Ni siquiera el primer ministro y candidato, Haider al Abadi, se libró de una requisa antes de entrar a su puesto de votación en Bagdad. “Irak es poderosa y unida después de vencer al terrorismo y este es un gran logro para todos los iraquíes”, indicó el mandatario.

AFP / Oficina del primer ministro de Irak

Su lista es, sobre el papel, la favorita para ganar. El ex primer ministro Nuri al Maliki y Hadi al Amiri, comandante de una milicia, completan las candidaturas más opcionadas.

Irak renueva un Parlamento con el terrorismo y la economía como desafíos

Son 329 los escaños que están renovándose en estos comicios, con 87 listas que aspiran llegar al Parlamento, que es donde se elige al primer ministro.

El que salga nombrado, tendrá el reto de mantener la seguridad tras un legado de tres años de guerra contra el Estado Islámico, que ocupaba un tercio de la nación.

La economía se muestra como otra preocupación entre la población. Irak invirtió 100.000 millones de dólares en la lucha contra el EI y espera empezar a recuperarse. Después de un 2017 en el que el crecimiento del producto interno bruto fue de -0,8%, ahora el Fondo Monetario Internacional augura un repunte del 3,1% para este año.

Alí Fahmi es periodista y dice acudir a las urnas “para que la seguridad y la economía se estabilicen". Ella votó en Mosul, esa ciudad que hoy tiene un aspecto solitario para garantizar que el horror del terrorismo no vuelva.

Con Reuters y AFP

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.