Saltar al contenido principal

Lisboa acoge la final de Eurovisión, festival de extravagancias

Anuncios

Lisboa (AFP)

Cantantes de veintiséis países intentarán conquistar a decenas de millones de telespectadores para ganar la 63ª edición del Festival de la Canción de Eurovisión este sábado por la noche en Lisboa, ofreciendo un abanico de géneros musicales y llamativas actuaciones.

"Lo que me ha impactado este año es la diversidad de propuestas. Tenemos una gran variedad de estilos que representan en gran medida la escena musical europea", declaró a la AFP el presidente del club de eurofanes británicos, Alisdair Rendall.

Con mucho pop, tanto festivo como melódico, pero también con canto lírico, rock, folk e incluso con un toque de metal, el maratón televisivo empezará a las 19H00 GMT y será, como cada año, un desfile de trajes extravagantes y provocadoras puestas en escena.

Se podrá admirar el inmenso vestido de la participante estonia, en el que se proyectarán animaciones de video, y el piano en llamas del cantante ucraniano, pero también las muecas y la danza de una interprete israelí que quiere encarnar el espíritu del movimiento #MeToo.

Otra actuación que se adivina memorable será la del irlandés Ryan O'Shaughnessy, que irá acompañada de un baile romántico entre dos hombres, lo que le costó la censura en China durante la retransmisión de la primera semifinal.

- Duelo de divas -

En respuesta, la Unión Europea de Radiotelevisión (UER), que organiza Eurovisión, rompió el contrato con el portal chino MangoTV, que también difuminó la bandera arcoíris de los defensores de los derechos de los homosexuales, para que no difundiera la segunda semifinal ni la final.

Más allá de las polémicas que suelen rodear al acontecimiento, que cada año atrae una audiencia de casi 200 millones de telespectadores, la carrera para reemplazar al cantante portugués Salvador Sobral -ganador el año pasado en Kiev- se anuncia reñida.

Según los pronósticos de las casas de apuestas, la representante de Chipre, la cantante griega de origen albanés Eleni Foureira, podría quedar primera con su canción "Fuego", un tema de pop sensual con un estribillo pegadizo por el que la han comparado con Shakira y Beyoncé.

Por otro lado, la cantante israelí Netta Barzilai, gran favorita durante las semanas anteriores a las semifinales, seguía segunda en las clasificaciones de las casas de apuestas.

Su canción "Toy" lanza un mensaje por la emancipación femenina contra cualquier forma de acoso, con una música festiva y un ritmo muy marcado.

"Es una canción que envía un mensaje, pero siendo divertida al mismo tiempo", declaró a la AFP Lorenzo Formento, un eurofán italiano de 40 años llegado desde Madrid, donde vive.

"Tu canción", el tema con que la pareja formada por Amaia Romero y Alfred García representa a España, será el segundo de la velada, precedido solo por Ucrania.

- Más 'teatral' -

El dúo francés "Madame Monsieur" parecía estar en buena posición para intentar quedarse con el primer puesto con su canción "Mercy", una composición de pop melódico que cuenta el periplo de una niña nacida en un barco de migrantes.

El ganador resultará elegido, entre los 26 finalistas, por los votos de un jurado profesional y de los telespectadores de los 43 países participantes, responsables de la mitad de la puntuación final que consiga cada intérprete.

Otro de los momentos álgidos de la noche estará protagonizado por Salvador Sobral y uno de sus ídolos, el brasileño Caetano Veloso, que cantarán a dúo en la primera actuación del artista portugués desde que fuera operado para un trasplante de corazón a principios de diciembre.

Con un presupuesto de 20 millones de euros, el más bajo de la última década, la televisión pública portuguesa RTP diseñó un espectáculo más "teatral", limitando el uso de proyecciones de video y de nuevas tecnologías.

El objetivo era hacer honor a la idea lanzada hace un año por Salvador Sobral: "La música no son fuegos artificiales, sino sentimientos".

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.