Saltar al contenido principal

Afganistán: 15 muertos en un ataque contra un edificio del Gobierno

Las fuerzas de seguridad afganas vigilan durante las explosiones y el tiroteo en la ciudad de Jalalabad, Afganistán, el 13 de mayo de 2018.
Las fuerzas de seguridad afganas vigilan durante las explosiones y el tiroteo en la ciudad de Jalalabad, Afganistán, el 13 de mayo de 2018. Parwiz / Reuters

La ciudad de Jalalabad fue el escenario de un atentado que comenzó con la explosión de un coche bomba y terminó horas después con el enfrentamiento entre los asaltantes y la policía. El Estado Islámico se adjudicó, sin pruebas, el ataque.

Anuncios

Afganistán sufrió un nuevo ataque este domingo 13 de mayo. Esta vez, un edificio del Gobierno ubicado en la ciudad de Jalalabad, en el este del país, fue objeto de un asalto que dejó a al menos 15 personas muertas –incluyendo a los ocho atacantes– y más de 40 heridas, según el portavoz del Gobernador de la provincia de Nangarhar (cuya capital es Jalalabad), Attaullah Khogiana.

Mediante la agencia de noticias Amaq, el grupo Estado Islámico (EI) se atribuyó la responsabilidad del ataque que duró alrededor de cinco horas, debido a los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los asaltantes, que resultaron finalmente abatidos.

Todo comenzó a las 12.50 hora local cuando dos suicidas provocaron la explosión de un coche bomba en el que viajaban, cerca del edificio del departamento de aduanas, que depende del Ministerio de Hacienda, al que otros seis atacantes entraron después.

Según detalló Khogianai, los responsables iban armados con ametralladoras y granadas propulsadas por cohetes. Armas a las que tuvieron que enfrentarse las tropas especiales enviadas a la zona, durante las horas que duró la operación, en la que se pudo rescatar a 42 funcionarios.

Parwiz / Reuters

Afganistán en el punto de mira del EI y los talibanes

Desde hace algunas semanas, el país afgano ha vivido varios ataques, la mayoría provocados por el grupo Estado Islámico y con foco en la capital de Kabul. En tan solo un mes, 86 ciudadanos han muerto y más de 180 han resultado heridos en varios atentados a centros de registros de votantes.

Las próximas elecciones parlamentarias de julio, que han iniciado con un proceso de inscripción de votantes, han hecho que Afganistán esté en el punto de mira. Sin duda, una de las zonas más inseguras ahora es la provincia de Nangarhar, donde tuvo lugar este último ataque. Nangarhar hace frontera con Pakistán, y es justo ahí donde operan los talibanes y el EI.

Con EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.