Saltar al contenido principal

Carlos Diegues afirma que el cine de Brasil vive su mejor momento

Anuncios

Cannes (Francia) (AFP)

El director Carlos Diegues, uno de los fundadores del Cinema Novo en los años 1960, alabó a los nuevos talentos del cine brasileño, en la presentación en Cannes de su último filme, "El gran circo místico".

Proyectada en la selección oficial, fuera de competición, "El gran circo místico" cuenta la historia de cinco generaciones de una familia circense. A través de esta saga, el cineasta brasileño, de 77 años, describe cómo la sociedad va cambiando y los nuevos problemas que la acechan, como la droga y la pobreza.

En el elenco de la película, rodada en Portugal, destacan el actor brasileño Jesuíta Barbosa y el francés Vincent Cassel.

Pregunta: ¿De dónde surge la idea de contar la historia de un circo?

Respuesta: Fui espectador de circo durante mucho tiempo. Nací en el nordeste de Brasil, en un lugar muy pobre, y nuestra diversión era el circo. Y creo que el cine es el heredero del circo.

Y sobre todo está el poema ("O grande circo místico"). Soy un lector de Jorge de Lima, el autor del poema, pero nunca pensé en hacer una película sobre sus poemas, porque son muy literarios y muy difíciles de adaptar. Pero de este poema hicieron un ballet y me encantaron los personajes. Y me dije que era una manera de hacer algo de Jorge de Lima en el cine.

P: En la película se ve un declive de la sociedad actual, hacia la droga, la violencia, la pobreza ¿Por qué escoger el mundo del circo para retratarlo?

R: Para mí, el circo es la cosa más cercana al temperamento humano, de la forma en que la gente actúa.

P: ¿Qué representa el personaje de Celaví, que sobrevive a todas las generaciones?

R: Este personaje no existe en el poema, lo inventé porque lo necesitaba para unir a cada generación. Celaví es el único que conoce las cosas, que ve las cosas. Explica la historia que pasa en la pantalla. Es la voz, el contador.

P: En medio de este circo decadente, ¿hay un poco de optimismo?

R: Es una película para la vida, no contra la vida. No es un filme pesimista, es optimista, sobre todo al final de la historia.

P: Este año, el cine latinoamericano está poco presente en la selección oficial. ¿A qué cree que es debido?

R: No se puede hacer de los festivales los jueces del cine. No son los festivales los que deciden lo que vale la pena ver, pero están hechos para mostrar lo que se ha realizado (...) Es difícil para ellos descubrir el cine que no pasa en los festivales, como el cine latinoamericano. Para mí, están equivocados, pero deben tener alguna razón. No es culpa suya, es lo que pasa hoy en día en el mundo: hubo un momento en que América Latina era muy interesante pero hoy el mundo ya no se interesa en América Latina. Y en el cine es lo mismo.

P:¿Cómo ve la nueva generación de cineastas brasileños, como Walter Salles o Fernando Meirelles?

R: Es formidable. Creo que Brasil vive hoy el mejor periodo de la historia del cine. Los jóvenes cineastas en Brasil tienen mucho estilo, personalidad, con una diversidad que es muy importante. Porque el cine brasileño no puede ser una única cosa ya que Brasil es un país diverso.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.