Saltar al contenido principal

SBC, un nuevo canal de TV saudita en sintonía con los cambios del país

Anuncios

Riad (AFP)

Joven y generalista. Esta semana nace un nuevo canal de televisión saudita con grandes ambiciones regionales y el objetivo de ser el reflejo de un reino en plena transformación, bajo el impulso del príncipe heredero Mohamed bin Salmán.

La Saudi Broadcasting Corporation (SBC), grupo audiovisual público que parecía estar aletargado desde su creación en 1962, va a lanzar una cadena centrada en el entretenimiento al comienzo del mes de ayuno musulmán del ramadán.

Conocida como SBC (por el nombre del grupo), estará dirigida por jóvenes sauditas y pretende aprovechar el ramadán para captar grandes audiencias en Arabia Saudita, el Golfo y Medio Oriente.

"Es un canal generalista que busca atraer a nuevas generaciones de sauditas" en particular, explica a la AFP el responsable de la nueva cadena y del audiovisual público saudita, Daud Shirian.

"Los contenidos de los programas se dirigen en un 75% a los jóvenes de 15 a 35 años", precisa, enfatizando que el lanzamiento de la cadena SBC viene "a acompañar los cambios vividos por el reino en las escenas artística, cultural y del entretenimiento".

Este hombre de televisión, conocido por su franqueza cuando dirigía un famoso programa de entrevistas en un canal privado, fue nombrado responsable del audiovisual saudita a finales de noviembre.

Su nominación fue vista como un nuevo signo de los cambios impulsados por el príncipe Mohamed, de 32 años, que parece tener prisa por modernizar el país.

El reino ultraconservador musulmán se abre poco a poco al entretenimiento de inspiración occidental. Los cines reabrieron el mes pasado y las sauditas podrán por fin ponerse al volante el 24 de junio después de ganar el derecho de crear sus propias empresas y asistir a partidos de fútbol.

- Problemas comerciales -

Al igual que la incipiente industria del entretenimiento que incita a los sauditas a gastar en el país en lugar de ir al extranjero, la nueva cadena SBC desea recuperar enormes presupuestos publicitarios.

"En este momento, el 90% de estos presupuestos van al exterior y el objetivo es recuperar ese dinero, así como a los jóvenes expertos sauditas", dice Shirian.

SBC será la cadena pública de cultura y entretenimiento del paisaje audiovisual saudita, compuesto por una primera cadena nacional, otra dedicada al Corán y una tercera, El Ejbariya, de información continua controlada por el Estado.

La parrilla televisiva de SBC estará formada principalmente por series sauditas y árabes, así como por producciones exclusivas, una de ellas con la estrella egipcia Adel Imam.

La programación se completará con concursos de canto y programas de cocina, de cine y de entrevistas.

"Los programas se inspiran en 'Vision 2030' (un amplio plan de reformas del príncipe heredero, ndlr) que quiere reforzar el espíritu de apertura y rechazar el pensamiento extremista", dice la cadena en un comunicado.

"Queremos un lanzamiento espectacular" y "queremos comenzar inmediatamente a competir con las grandes cadenas (árabes)", afirma el director de programas, Fahd Jalil.

- Competencia directa -

"Queremos ocupar la primera posición desde el primer día. No tenemos miedo del peso de los rivales y les adelantaremos rápido", dijo Shirian.

Parece no tener dudas sobre la capacidad de SBC de triunfar sobre los dos gigantes: el grupo Middle East Brodcasting Center (MBC) y la cadena Rotana.

Walid al Ibrahim y el príncipe Al Walid bin Talal, propietarios respectivamente de los dos grupos, fueron detenidos recientemente junto a decenas de otros príncipes y empresarios en el Ritz-Carlton, acusados de "corrupción".

El príncipe heredero, que llevó a cabo esta purga sin precedentes, habría pedido que ambos grupos vendan acciones al gobierno, de acuerdo a unas informaciones que nunca han sido confirmadas oficialmente.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.