Saltar al contenido principal

Luz verde a un proyecto de teleférico en la Ciudad Vieja de Jerusalén

Vista de la Ciudad Vieja de Jerusalén, con el Monte de los Olivos de fondo.
Vista de la Ciudad Vieja de Jerusalén, con el Monte de los Olivos de fondo. Thomas Coex / AFP

El gobierno israelí aprobó un proyecto de construcción de un teleférico turístico que uniría Jerusalén Oeste con la Ciudad Vieja, situada en Jerusalén Este, el sector palestino ocupado por Israel desde 1967.

Anuncios

En la víspera del traslado oficial de la embajada de EE. UU. de Tel Aviv a Jerusalén, una decisión altamente criticada por los palestinos, el gobierno israelí hizo un anuncio este domingo 13 de mayo que sin duda generará una nueva polémica.

La cuestión es que Israel ha aprobado un proyecto de construcción de un teleférico que uniría Jerusalén Oeste con la Ciudad Vieja, donde se encuentra el Muro de las Lamentaciones, situada en Jerusalén Este, la parte ocupada y anexada por Israel desde 1967. Una medida que, según el ministro israelí de Turismo, Yariv Levin, “cambiará el aspecto de Jerusalén, ofreciendo a los turistas un acceso confortable al Muro de las Lamentaciones”.

De una distancia de 1,4 kilómetros y un coste de 56 millones de dólares, esta línea de teleférico tiene previsto recorrer las zonas más turísticas de Jerusalén, mediante cuatro estaciones de parada y con la capacidad para transportar a 3.000 personas cada hora, a una velocidad de 21 kilómetros por hora.

"No hay mejor momento que el Día de Jerusalén para aprobar esta decisión, y doy la bienvenida a la siguiente fase en camino hacia la construcción de este importante proyecto”, declaró Levin.

En el corazón del conflicto palestino-israelí

Hace justo un año, el gobierno de Israel destinó una primera parte del presupuesto a este teleférico y hoy terminó de agregar el dinero necesario para que entre en funcionamiento a partir de 2021. Pero tanto la idea de esta construcción, como su aprobación en el Día de Jerusalén, hacen pensar que es una decisión conflictiva.

Ya que, mientras miles de israelíes conmemoran en este día la reunificación de Jerusalén y el establecimiento del control israelí sobre Jerusalén Este, tras la Guerra de los Seis Días de 1967; los palestinos toman la fecha como el inicio de la ocupación de Israel sobre el que consideran su territorio y también capital.

En ese sentido, el teleférico se sitúa en pleno conflicto palestino-israelí, al hacer parte de una medida más completa con la que Israel, con un gasto de 500 millones de dólares, busca fortalecer la soberanía y la propiedad sobre Jerusalén Este, poner bajo un plan de estudios israelí a las escuelas palestinas e invertir en áreas simbólicas como son la Ciudad Vieja y el Monte de los Olivos.

El objetivo es "construir y desarrollar Jerusalén, este y oeste, norte y sur", declaró el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

El mismo Muro de las Lamentaciones, lugar de rezo, se encuentra en Jerusalén Este, en el sector ocupado por Israel, que la comunidad internacional aún no ha reconocido. Es esta parte de Jerusalén Este la que alberga los lugares más sagrados para el cristianismo, el islam y el judaísmo. Sin embargo, Israel considera toda Jerusalén como su capital indivisible.

Con AFP y EFE

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.