Saltar al contenido principal

Comunidad internacional rechaza violencia en Gaza por traslado de embajada de EE. UU.

Manifestantes durante una protesta en apoyo a los palestinos y en contra del traslado de la embajada de EE. UU. a Jerusalén, en Estambul, Turquía. 14 de mayo de 2018.
Manifestantes durante una protesta en apoyo a los palestinos y en contra del traslado de la embajada de EE. UU. a Jerusalén, en Estambul, Turquía. 14 de mayo de 2018. Osman Orsal / Reuters

La comunidad internacional critica el traslado de la embajada de EE. UU. a Jerusalén, y los incidentes violentos que esa medida desencadenó en Gaza dejando 58 muertos y más de 2.400 heridos.

Anuncios

El acto oficial llevado a cabo el 14 de mayo por el Estado de Israel y Estados Unidos para formalizar el traslado de la embajada de este último a Jerusalén sacudió al mundo árabe y alimentó mortales protestas a lo largo de la frontera entre Israel y Palestina.

Los disturbios en la franja de Gaza fueron reprimidos por las fuerzas de seguridad israelíes y causaron la muerte de más de 50 personas, entre ellos, menores de edad, y dejaron más de 2.400 heridos, según el Ministerio de Sanidad palestino.

Ante los fuertes actos de violencia, el secretario general de la ONU, António Guterres, pidió contención. "Vemos una multiplicación de nuevos conflictos y los viejos parecen no morir nunca. Estoy particularmente preocupado hoy por las noticias de lo que está pasando en Gaza", precisó.

La alta representante de la política exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, pidió "coraje" a israelíes y palestinos para cesar la violencia en Gaza y "retomar el diálogo". En un comunicado, la jefa de la diplomacia europea recordó que estos días israelíes y palestinos conmemoran momentos clave de sus naciones, y que cada parte en conflicto tiene "reclamaciones legítimas que necesitan mutuo reconocimiento".

El Gobierno alemán dijo a Israel que debía respetar el “principio de proporcionalidad" y llamó a las autoridades palestinas a "condenar la violencia". Alemania indicó también que la libertad de manifestarse pacíficamente se debe ejercer en Gaza, pero que no se debe abusar de este derecho "para ejercer la violencia", según indicó una portavoz del Gobierno.

Abás: “Esto no es una embajada, es un asentamiento estadounidense en Jerusalén”

Por su parte, el presidente palestino, Mahmoud Abás, convocó una huelga general para el martes 15 de mayo y dijo que "no aceptará" ningún acuerdo de paz propuesto por la administración Trump. "Esto no es una embajada, es un asentamiento estadounidense en Jerusalén", agregó.

El embajador palestino ante las Naciones Unidas, Riyad Mansur, dijo que el Consejo de Seguridad de la ONU debe "asumir su responsabilidad" y actuar para que Israel detenga la violencia y rinda cuentas de lo sucedido. Los países árabes también solicitaron, por medio de Kuwait, una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad.

Francia, Gran Bretaña, Líbano y Turquía calificaron los hechos de “masacre”. En Estambul miles de personas se manifestaron para denunciar el traslado de la embajada y los enfrentamientos en Gaza. La multitud gritó consignas en contra de estos hechos mientras agitaban banderas palestinas y pancartas antiestadounidenses y antiisraelíes.

El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, denunció a través de su cuenta de Twitter las medidas adoptadas por Israel.

 

Mohamad Yavad Zarif califica las acciones de Israel de "masacre"

La Casa Blanca culpa a Hamás por las muertes en Gaza

Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, y sus principales colaboradores calificaron el traslado de la nueva embajada de Estados Unidos como un "gran día" y la Casa Blanca responsabilizó a Hamás de la violencia. "Somos conscientes de los informes sobre violencia en Gaza hoy. La responsabilidad por estas muertes trágicas recae directamente en Hamás, que está intencional y cínicamente provocando esta respuesta. Israel tiene derecho a defenderse", dijo en rueda de prensa el portavoz de la Casa Blanca, Raj Shah.

Israel informó que el nivel de violencia en la frontera "no tenía precedentes" y que algunos palestinos abrieron fuego contra las tropas y sembraron explosivos. La jornada se convirtió en el día más mortífero desde la devastadora guerra transfronteriza de 2014.

Esta nueva escalada de violencia empeora el panorama para una posible resolución del conflicto palestino-israelí en el que la administración estadounidense había tenido un papel predominante.

Khaled Elgindy, académico del Centro para Política de Medio Oriente en la Institución Brookings, y ex asesor del liderazgo palestino, dijo que "ahora es muy difícil ver alguna esperanza real para intentar revivir un proceso de paz encabezado por Estados Unidos".

Con AP y EFE y Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.