Saltar al contenido principal
Cannes 2018

"BlacKkKlansman": de los años setenta al EE. UU. de hoy, lo último de Spike Lee en Cannes

El director Spike Lee rodeado de John David Washington y Adam Driver, los protagonistas de "BlacKkKlansman", el 14 de mayo de 2018 en Cannes.
El director Spike Lee rodeado de John David Washington y Adam Driver, los protagonistas de "BlacKkKlansman", el 14 de mayo de 2018 en Cannes. Anne-Christine Poujoulat / AFP

En el séptimo día de festival, el cine estadounidense entró en competición. Una historia de drama y crimen en los años 70, sobre el advenimiento del Ku Klux Klan, bajo el lente de Spike Lee.

Anuncios

Con "BlacKkKlansman" Spike Lee regresa a Cannes, un retorno muy esperado que le valió al final de la proyección, seis largos minutos de aplausos y ovación del público que no dudó en ponerse en pie. Lee, de 61 años, no estaba presente en el Festival desde 1991 cuando presentó "Fiebre Salvaje".

El director llegó este 15 de mayo a la alfombra roja vestido de una chaqueta muy colorida de flores doradas y púrpuras, tenis blancos, sus infaltables gafas de montura imponente, una boina negra y un puño de acero americano en cada mano con las inscripciones 'amor' y 'odio'.

Lo acompañaban los protagonistas de la cinta John David Washington, hijo del también actor Denzel Washington, Adam Driver y Topher Grace, quien interpreta a David Duke, ex miembro 'gran mago' del del Ku Klux Klan y hoy supremacista blanco.

A pesar de algunos bemoles señalados por la crítica,"BlacKkKlansman" es una firme candidata a alzarse con alguno de los premios que se otorgan en Cannes. El de mejor puesta en escena sería uno de ellos.

El guion también se ha llevado aplausos, basado en el libro del propio protagonista de esta historia verdadera, publicado en 2014. Este fue escrito por cuatro personas entre ella Lee y Jordan Peele, recordado por dirigir el éxito taquillero "Get Out" (2017).

Una de las películas con más opción de ser galardonada

La historia en general tiene episodios que parecen ficción. Y estos se prestan a las mil maravillas para ser contados en la pantalla grande. Más cuando Spike Lee está detrás de cámaras.

"BlacKkKlansman" cuenta uno de esos rocambolescos hechos de la historia estadounidense. En 1978, en Colorado Springs, un joven oficial de la policía consigue infiltrarse en el Ku Klux Klan, ese grupo antisemita y racista que nació en 1865 y que predica la supremacía blanca. Solo que el oficial, de nombre Ron Stallworth, es afroamericano.

Para ser aceptado en el KKK, el novato responde a un aviso clasificado y establece contacto con el grupo por teléfono. Poco a poco va a lograr colarse en las filas, gracias a su compañero Flip Zimmerman, que, como para hacer esta trama más irónica, es judío.

Y porque la historia, dicen, se repite, el director vincula estos hechos 40 años atrás con lo sucedido en Charlottesville, Virginia el año pasado. En agosto de 2017, hubo una manifestación organizada por neonazis, la extrema derecha y miembros del Ku Klux Klan en esa ciudad del sur de EE. UU. Uno de los integrantes de esta marcha arrolló a un grupo que se oponía esa movilización, hiriendo a varias personas y matando a una mujer, Heather Heyer.

La cinta está dedicada a Heyer y saldrá en salas para el aniversario de estas protestas. Lee, sin pelos en la lengua y con la maestría que lo caracteriza, en ritmo y estética, hace de esta cinta un reproche vivo a su país y al presidente Donald Trump.

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.