Saltar al contenido principal

Los diálogos en Nicaragua comenzaron en medio de protestas

El presidente de Nicaragua Daniel Ortega con la vicepresidenta Rosario Murillo asisten a la primera ronda de diálogos después de una serie de violentas protestas contra su gobierno en Managua, Nicaragua 16 de mayo de 2018.
El presidente de Nicaragua Daniel Ortega con la vicepresidenta Rosario Murillo asisten a la primera ronda de diálogos después de una serie de violentas protestas contra su gobierno en Managua, Nicaragua 16 de mayo de 2018. Oswaldo Rivas / Reuters

El presidente Daniel Ortega arribó al episcopado en medio de reproches e insultos para iniciar los diálogos que buscan poner fin a la crisis social que vive el país centroamericano.

Anuncios

Con gritos y cantos de protesta, estudiantes universitarios nicaragüenses, presentes en la sede de los diálogos recriminaron este 16 de mayo al presidente Daniel Ortega. Cantos como “¡eran estudiantes, no eran delincuentes!”, o simplemente gritándole “¡asesino!”, resonaron en el auditorio. En los últimos 29 días se han reportado más de 50 muertes a causa de los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes.

El representante de los universitarios, Lesther Alemán, intervino en los inicios de los diálogos para exigir que Ortega ordene el cese inmediato a los ataques que están cometiendo en el país. “Si aquí hubiese un ministro de gobernación, se lo decíamos a él, pero usted es el jefe supremo de la Policía Nacional y del Ejército de Nicaragua”.

Además, el representante agregó dirigiéndose a Ortega: “usted sabe muy bien el dolor que hemos vivido en 28 días, pueden dormir todos tranquilos, nosotros no hemos dormido tranquilos”, argumentando el hecho de que “estamos siendo perseguidos”.

La crisis social en Nicaragua inició a mediados de abril luego de que fueran aplicadas reformas al sistema del seguro social. La protesta se ha extendido en varios territorios y ciudades nicaragüenses como forma de rechazo a la decisión tomada en ese entonces por el presidente Ortega.

Durante los diálogos, creados para hacer una distinción entre los manifestantes y el Gobierno, el presidente Daniel Ortega también tuvo momento para hablar y manifestar su dolor por las víctimas en estos enfrentamientos diciendo que “la muerte de un nicaragüense en forma violenta nos duele”. Además, el mandatario añadió que “la policía tiene una orden y esa orden  (...) no está para reprimir esas manifestaciones”.

Una de la frase más llamativas durante el diálogo la mencionó el representante universitario. “Esto no es una mesa de diálogo, es una mesa para negociar su salida y lo sabe muy bien”, le dijo a Ortega.

La próxima sesión de diálogos está convocada para el día viernes 18 de mayo, donde los nicaragüenses esperan que las conversaciones pongan fin a la profunda crisis social que vive el país centroamericano. Por otra parte, la Canciller Denis Moncada confirmó que la CIDH (Comisión Interamericana de Derecho Humanos) llegará a Nicaragua el día jueves previo a la segunda sesión de conversaciones.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.