Saltar al contenido principal

Los antisistema a un paso de llegar al poder en Italia

Anuncios

Roma (AFP)

Las dos formaciones antisistema de Italia se encuentran a un paso de llegar al poder, mientras este jueves liman varios puntos clave de un programa de gobierno que promete abrir una etapa de tensiones con la Unión Europa (UE).

El líder de la formación antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5E), Luigi Di Maio, y de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, se reunieron de nuevo este jueves más de tres horas para revisar, retocar y suavizar los puntos más delicados del contrato de gobierno y debatir sobre el perfil del candidato al cargo de primer ministro.

Dos meses y medio después de las elecciones legislativas del 4 de marzo, en las que ningún partido ni coalición obtuvo la mayoría necesaria para gobernar, las dos fuerzas más votadas anunciaron que habían completado la redacción de un "contrato para el gobierno del cambio", con 22 puntos en 40 páginas.

Seis puntos, que no fueron especificados, no contaban con el consenso de ambas partes, según informaciones de la prensa

La filtración, el lunes, del primer borrador, con elementos que incluían un mecanismo para salir del euro, había generado alarma en toda Europa.

Sin embargo, la eventual salida del euro fue desmentida reiteradamente el miércoles por ambas formaciones: "No se ha puesto en discusión la moneda única", precisaron al señalar que ese punto había sido eliminado.

A pesar de ello, los mercados han reaccionado negativamente y la Bolsa de Milán registró este jueves una baja y se disparó la prima de riesgo hasta 156 puntos, 25 más hacia el mediodía.

- Italexit -

Si bien la posibilidad de un "Italexit" fue descartada y no aparece en las últimas versiones del programa divulgado este jueves por los medios de prensa, lo que alivia las preocupaciones, quedan muchos interrogantes sobre la llegada al poder de dos fuerzas antisistema muy diferentes.

La idea de cancelar los 250.000 millones de euros de la deuda pública italiana en poder del Banco Central Europeo (BCE) también desapareció rápidamente del acuerdo.

Fijar un "impuesto a la renta" al 15% y 20%, promesa electoral de la Liga, así como la propuesta de un salario fijo de ciudadanía, defendido por el M5E, además de la reforma de la controvertida ley de pensiones, figuran por ahora en el pacto de gobierno.

El acuerdo debería introducir "la cuota 100", es decir, la posibilidad de retirarse cuando la suma de la edad y los años de contribución alcanzan los 100 años (por ejemplo, 64 años y 36 años de contribuciones).

Todas medidas que podrían costar varios miles de millones de euros para financiarlas.

En un mensaje iracundo, Alessandro Di Battista, entre los fundadores del M5E, líder del ala más a la izquierda, instó a las dos fuerzas a ser "valientes" y encarar a los "mercados fantasmas".

"Escuchen lo que se dice en bares, mercados, oficinas pequeñas, universidades y salas de espera de los médicos de familia. No a las juntas directivas de los bancos", escribió.

Di Maio y Salvini anunciaron que el acuerdo será sometido en pocos días al voto de los militantes de ambas formaciones, en internet para el M5E y en las plazas públicas para la Liga.

En cuanto al nombre del futuro jefe de gobierno, los dos líderes siguen siendo muy discretos. Di Maio desea "una figura política aceptada por ambas fuerzas y con un mandato bien definido".

Para la composición del gobierno, Liga y M5E deberán respetar el resultado electoral: los indignados obtuvieron en solitario un apabullante 32%, mientras que la ultraderechista Liga, el 17%, aunque considera que representa a 12 millones de italianos, es decir a toda la coalición de derecha, que obtuvo el 37% de los votos.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.