Saltar al contenido principal

Desaparece la revista Paula, referencia del feminismo en Chile

4 min
Anuncios

Santiago (AFP)

Cuando arrecia la lucha de las jóvenes universitarias chilenas contra el sexismo y el machismo en la educación, la revista Paula, uno de los símbolos del feminismo y de lo femenino de los últimos cincuenta años en Chile, cierra.

A lo largo de medio siglo, Paula ha sido un referente editorial y un actor clave en la promoción y visibilización de las causas de la mujer en Chile.

A partir del domingo 3 de junio, el suplemento Mujer del diario La Tercera pasará a llamarse Paula y se difundirá dominicalmente con el diario.

Aunque la marca no muere, los críticos de esta decisión -sobre todo mujeres-, aseguran que el espíritu de esta publicación, referencia del buen periodismo, se desvanece, pese a que la empresa editora, Copesa, -que también acaba de cerrar otro de sus títulos emblemáticos Qué Pasa-, asegura que el nuevo producto seguirá llevando "su sello de estilo y periodismo de calidad a muchas más personas".

Su primera directora, Delia Vergara, lamenta el final de una revista que desde que nació en 1967 ofreció a las chilenas una "mirada abierta, curiosa e innovadora a su intimidad, a su mundo, a sus quehaceres".

"Cuando la dirigí durante sus primeros ocho años, Chile y sobre todo el periodismo femenino, habitaba el Siglo XIX", dice a la AFP.

A Chile llegaron a través de las páginas de la revista temas hasta entonces tabú como el aborto, la píldora, los problemas matrimoniales, la infidelidad o el machismo.

"Descubrimos que las chilenas no eran ni mojigatas ni conservadoras", recuerda.

En un artículo publicado en el último número del semanario The Clinic, titulado elocuentemente "Mataron a la Paula, mi cría, mi orgullo", Vergara recuerda que en sus inicios la revista introdujo en Chile "ideas nuevas que vitalizaron y empujaron a las mujeres a apoderarse de sus vidas y entrar en el mundo sin complejos ni timideces".

Todavía recuerda el escándalo que generó un artículo de la hoy célebre escritora Isabel Allende "Entrevista a una mujer infiel", que "fue denostado hasta en los púlpitos" porque ponía la infidelidad femenina en el mismo plano que la masculina.

O la columna, también de Allende, que arrancó su carrera en Paula, "Civilice a su Hombre".

"Le puso humor al feminismo, que en ese tiempo aterraba mucho más que ahora a los hombres", recuerda.

La revista también puso en el mapa a las mujeres de los arrabales y sus problemas, pero también llevó la moda, la comida saludable y el glamur a sus lectoras.

"¡Llegamos a vender 120.000 ejemplares que para Chile es una hazaña", asegura.

- Crisis de los medios chilenos -

Durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), la revista cambió de equipo periodístico y de estilo, haciéndose más 'femenina' y menos feminista, pero "nunca perdió su sello de buen periodismo y buen diseño", aunque sí lectores.

Una de las cosas que más molestan a Vergara es que detrás de esta decisión esté Carolina Schmidt, ex ministra de la Mujer del primer gobierno de Sebastián Piñera junto al economista Andrés Benítez, ex decano de la Universidad Adolfo Ibáñez, recientemente llegados a la gerencia de Copesa.

Y es que en estos tiempos en que las aulas universitarias del país hierven con estudiantes hartas de que se las considere inferiores a sus colegas hombres, de ser víctimas de acoso sexual y de tener menos oportunidades de lograr los mejores trabajos, Vergara dice que no puede "dejar de mirar el término de la Paula como un golpe del machismo al poder de las mujeres, encarnado en esta revista que por años las apoyó y las empoderó".

Por eso, piensa que hoy se justifica más que nunca una revista de mujeres.

"La ola feminista que surge en Chile requiere una revista despierta que la siga, la disfrute, la fotografíe y la explique a los chilenos desde adentro", concluye.

El cierre de Paula y de Qué Pasa no es más que la consecuencia de la crisis que afecta a la mayoría de los medios chilenos. Recientemente, Canal 13, una de las cadenas de televisión privadas más importantes, anunció unas pérdidas de 35 millones de dólares en 2017 y las del canal público TVN se elevaron a 15 millones de dólares en el mismo periodo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.