Saltar al contenido principal

El clérigo Moqtada Sadr encabeza los resultados de las legislativas en Irak, pero lejos de formar gobierno

Anuncios

Bagdad (AFP)

Los resultados definitivos de las legislativas en Irak confirmaron en las primeras horas del sábado el avance de las formaciones antisistema, con el clérigo Moqtada Sadr a la cabeza, a expensas del primer ministro saliente, apoyado por la coalición internacional.

Sin embargo, las posibilidades de alianza para formar una coalición de gobierno siguen abiertas.

La lista de Moqtada Sadr, que se alió con los comunistas, quedó a la cabeza de los resultados de las elecciones en Irak, según las cifras definitivas anunciadas por la comisión electoral.

En segundo lugar quedó la lista de los antiguos combatientes de las unidades Hashd al Shaabi que lucharon contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI), mientras que el primer ministro saliente Haider al Abadi, que contaba con el apoyo de la comunidad internacional, quedó tercero.

El sistema electoral iraquí establecido después de la salida del poder de Sadam Husein está calibrado para que el parlamento quede fragmentado para evitar cualquier acumulación del poder.

Cada elección parlamentaria es seguida de largas tratativas para formar una mayoría gubernamental y en 2010, la lista del laico Iyad Allawi quedó primero pero quedó relegada en el el juego de las alianzas.

Las elecciones del 12 de mayo estuvieron marcadas por la fuerte abstención de un 44,52% del electorado, algo no visto desde las primeras elecciones multipartidistas de 2005.

Después de un largo conteo y varios aplazamientos de los resultados, las autoridades electorales anunciaron que la lista "Marcha por las reformas", una alianza inédita entre Moqtada Sadr, un líder chiita y nacionalista, y los comunistas se hizo con 54 escaños.

En Twitter, el clérigo, celebró afirmando: "la reforma ganó y la corrupción ha sido debilitada".

La Alianza de la Conquista, del Hashd, logró 47, mientras que la Alianza de la Victoria, lideradas por Abadi, sumó 42.

- Una amplia coalición -

Las negociaciones para formar gobierno ya llevan casi una semana, bajo la mirada atenta de las dos potencias que ejercen su influencia en Irak, Estados Unidos e Irán, ambos opuestos a este turbulento líder chiita.

Irán ya envió a un emisario a Bagdad, al influyente general Ghassem Suleimani, que congregó a todas las fuerzas conservadoras chiitas para poner un veto a cualquier alianza con Moqtada Sadr.

"La semana pasada fue la de los acuerdos de principios, ahora entramos en una fase de formación de coaliciones", explicó a la AFP el experto iraquí, Hicham al Hachemi.

En un momento en que Teherán y Washington están enfrentados después de que Estados Unidos se retiró del acuerdo nuclear iraní, la figura de este clérigo, que fue jefe de una poderosa milicia y que ahora es el factor aglutinante de las manifestaciones contra la corrupción, es rechazado por ambas potencias enemigas.

Moqtada Sadr, de 44 años, proveniente de una reputada familia de dignatarios religiosos, provoca habitualmente a Teherán erigiéndose como un defensor de la independencia política de Irak.

Su última provocación fue la visita al gran rival de Irán en la región, Arabia Saudita, donde el clérigo discutió con el príncipe heredero Mohamed bin Salmán sobre los "intereses comunes" de ambos países.

Los estadounidenses le reprochan su rol en el poderoso "Ejército de Mahdi" que provocó importantes bajas a sus tropas tras la invasión.

Estados Unidos envió a Brett McGurk, que emprendió una ronda de reuniones con los líderes políticos, en Bagdad pero también en el Kurdistán, para intentar influenciar al gobierno que dirigirá Irak después de la victoria frente al grupo yihadista EI, declarada en diciembre.

En este contexto, Moqtada Sadr "probablemente va a intentar formar una amplia coalición, incluyendo a los partidos chiitas, potencialmente la lista de Abadi, a los sunitas y también a los kurdos", explicó a la AFP Raphaele Auberty, investigadora del centro de pensamiento BMI.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.