Saltar al contenido principal

Colombia cierra campaña electoral con fuego cruzado entre candidatos

<default>
<default> <default>

Colombia cerró la campaña electoral presidencial en un acalorado intercambio de acusaciones. Gustavo Petro, de Colombia Humana, dijo que se prepararía un fraude. El presidente Santos tuvo que intervenir para negar y rechazar esta posibilidad.

Anuncios

El domingo 20 de mayo fue un día largo para la política colombiana. Los candidatos a la presidencia de la República cerraron sus campañas en diversas plazas de la capital y el interior del país. Decenas de propuestas entorno a la implementación del proceso de paz con las FARC, la desigualdad social y la corrupción fueron remarcadas en esta recta final.

De ese modo, Sergio Fajardo, de la Coalición Colombia; Humberto de la Calle, del Partido Liberal; Germán Vargas, del movimiento Mejor Vargas Lleras, Iván Duque, del Centro Democrático, y Gustavo Petro, de Colombia Humana, se presentaron por última vez antes sus simpatizantes.

La controversia surgió desde el flanco del candidato Gustavo Petro. El líder de Colombia Humana aseguró que se prepara un fraude electoral. Según Petro, el software electoral no habría sido revisado. Sin embargo, la Registraduría Nacional Electoral, uno de los órganos más importantes del proceso, dijo que el sistema está en óptimas condiciones y que incluso fue validado por un grupo de observadores internacionales. En tanto, el presidente Juan Manuel Santos apuntó que Colombia celebrará un proceso transparente el próximo 27 de mayo.

A un mes de que se celebren las presidenciales en Colombia, el candidato de la derecha Iván Duque lidera la intención de voto, aunque según dos encuestas tendrían que medirse con el izquierdista Gustavo Petro en una segunda vuelta.

Apadrinado por el exmandatario Álvaro Uribe, el senador que promete modificar el pacto de paz con la ya disuelta guerrilla de las FARC, aventaja a Petro con diez puntos porcentuales, señalan los estudios difundidos por las encuestadoras Invamer Gallup y YanHass.

De acuerdo con la primera encuestadora, Duque cuenta con 41% del respaldo frente al 31% del exalcalde y exguerrillero, mientras YanHass le otorga el 38% de las preferencias contra 28% de su rival más fuerte.

Ninguna de las dos encuestas marca una intención de voto superior al 50%, lo que forzaría un balotaje entre ambos el 17 de junio. Detrás de Duque (41 años) y Petro (58 años) se ubican el centrista Sergio Fajardo, con el 12% de los apoyos en promedio, el exvicepresidente Germán Vargas Lleras (7,5%) y el exnegociador de paz Humberto de la Calle (2,5%).

El reto post electoral: proceso de paz, corrupción, desigualdad...

Colombia está llamada a ser una de las potencias del hemisferio sudamericano. Sin embargo, para consolidarse como tal primero deber resolver algunas materias pendientes como la implementación del proceso de paz con las FARC, luchar contra los problemas de desigualdad económica y combatir la corrupción y el narcotráfico.

Sobre el proceso de paz, después de que el presidente Juan Manuel Santos fuera uno de los principales promotores del dialogo, el próximo gobernante tendrá que implementarlo o modificarlo. Allí surgen voces a favor y en contra.

Si bien es cierto que los puntos estructurales no podrán cambiarse, algunos candidatos prometen una serie de reformas. Por ejemplo, el abogado Iván Duque, promete reformar el acuerdo de paz. Duque figura como favorito bajo los colores del derechista Centro Democrático (CD), del influyente senador y expresidente Álvaro Uribe. El CD considera que el acuerdo garantiza "impunidad" a los responsables de delitos graves.

En el tema de desigualdad, la pobreza impacta a 17% de los 49 millones de habitantes, con picos de 36,6% en las regiones más aisladas, particularmente en zonas rurales, según cifras oficiales. Colombia soo sobrepasa a Haití y Honduras en desigualdad.

La lucha contra la desigualdad es una de las banderas del exalcalde de Bogotá, el exguerrillero Gustavo Petro, del movimiento Colombia Humana, segundo en los sondeos.

Y en corrupción, Colombia está en el puesto 96 en el escalafón de percepción de corrupción de Transparencia Internacional, que mide a 180 países. Además de irregularidades en la entrega de licitaciones públicas, al país lo sacudió la trama global de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht. La firma reconoció haber entregado 11,1 millones de dólares en coimas en Colombia. La fiscalía las evalúa en más de 27,7 millones.

Con AFP

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.