Saltar al contenido principal

Rajoy exige un gobierno "viable" en Cataluña y mantiene la intervención

Anuncios

Madrid (AFP)

El jefe de gobierno español, Mariano Rajoy, pidió este lunes un ejecutivo en Cataluña "que cumpla la ley", cuya formación mantiene bloqueada por incluir a ministros exiliados o encarcelados por su papel en el fallido intento de secesión.

"Espero que pronto haya un gobierno que sea viable, que cumpla la ley, que dialogue con nosotros y trabaje para recuperar la normalidad política e institucional de nuestro país", resumió Rajoy en un evento con empresarios en Galicia (noroeste).

Rajoy habló luego de que su gobierno no publicara este lunes en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el decreto de nombramiento del ejecutivo regional, manteniendo en la práctica la tutela impuesta a Cataluña desde la fallida declaración de independencia del 27 de octubre.

Madrid reaccionó así a la "nueva provocación" del recién juramentado presidente catalán, el independentista Quim Torra, quien incluyó en su gobierno a dos ministros en prisión preventiva y otros dos instalados en Bruselas y con pedido de extradición de España.

La dinámica "perversa" de Torra está "abocada al fracaso", advirtió este lunes la vicepresidente Soraya Sáenz de Santamaría, cuyo gobierno estudia "la viabilidad" del Ejecutivo catalán.

La publicación en el BOE es un requisito indispensable para que entre en funciones el ejecutivo de Torra, lo que automáticamente levantaría la aplicación del artículo 155 de la Constitución que permite la intervención de una región.

- El desafío continúa -

Torra mantuvo el desafío este lunes, luego de visitar en la cárcel de Estremera, cercana a Madrid, a varios líderes independentistas encarcelados, entre ellos a los dos que integró en su Ejecutivo, Jordi Turull y Josep Rull.

Ambos le pidieron, según explicó Torra, "que remarque su voluntad de acceder al cargo y que una vez más pida al juez que puedan acceder a la toma de posesión el miércoles en Barcelona".

"Cataluña está esperando a sus políticos honestos, honorables y demócratas", expresó Torra, un independentista del ala dura quien se considera "presidente en funciones", a la espera del "presidente legítimo en el exilio" Carles Puigdemont.

"Tenemos nuestros derechos políticos intactos y pedimos nuestra libertad para ejercer la responsabilidad que nos ha encomendado" Torra, escribió en Twitter Turull.

Él y Rull, así como los ministros designados Toni Comín y Lluís Puig instalados en Bruselas, formaban parte del gobierno separatista de Puigdemont cesado por Madrid.

Puig está acusado de desobediencia y malversación. A Turull, Rull y Comín se los acusa de rebelión, un cargo pasible de hasta 25 años de cárcel que pesa sobre un total de 13 independentistas, incluido Puigdemont, que espera en Berlín conocer si será extraditado a España.

La formación de centroderecha Ciudadanos, rival del Partido Popular (PP, derecha conservadora) de Rajoy y con el viento a favor según las encuestas, pidió este lunes en voz de su líder Albert Rivera "extender la aplicación del [artículo] 155", ya que Torra estaría continuando "el proceso separatista".

Rivera acusó a Rajoy de estar simplemente "jugando con el boletín oficial" pero sin prolongar oficialmente la intervención de Cataluña, para no irritar al Partido Nacionalista Vasco (PNV), empático con la causa catalana, cuyo apoyo necesita para aprobar esta semana los presupuestos en el Congreso de los diputados.

También a favor de mantener la presión sobre Torra se mostró este lunes Pedro Sánchez, líder del Partido Socialista (PSOE), principal fuerza de oposición en España, quien afirmó que es el presidente catalán con sus decisiones "quien prolonga [la aplicación del] artículo 155".

"Torra no es más que un racista al frente de la Generalitat de Cataluña", fustigó Sánchez, recordando comentarios ofensivos sobre los españoles que publicó en los últimos años en Twitter y en portales digitales.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.