Saltar al contenido principal

Afganistán: decenas de muertos por una explosión en Kandahar

Una columna de humo emerge del lugar donde se produjo la explosión en Kandahar (Afganistán), el 22 de mayo de 2018.
Una columna de humo emerge del lugar donde se produjo la explosión en Kandahar (Afganistán), el 22 de mayo de 2018. Muhammad Sadiq, EFE

Al menos 16 personas murieron y 38 resultaron heridas por el estallido de dos contenedores de explosivos almacenados en un área de talleres mecánicos cuando las fuerzas de seguridad intentaban desactivarlos.

Anuncios

En principio, las autoridades habían señalado que la explosión se había producido por una bomba colocada en un minibús, pero luego rectificaron la información y explicaron que los explosivos estaban en dos contenedores almacenados en una zona de talleres de reparación de vehículos.

La detonación ocurrió en horas del mediodía y provocó la muerte de al menos 16 personas, mientras que 38 resultaron heridas, incluyendo 9 niños.

"Cuando nuestro equipo técnico abrió el primer contenedor había chalecos suicidas, munición y lanzagranadas. Había un segundo contenedor, los explosivos que estaban dentro detonaron al abrirlo", detalló el portavoz de la policía de Kandahar, Zia-ul-Rahman Duranai, en diálogo con la agencia EFE, a la vez que agregó que la detonación hizo estallar el arsenal del primer contenedor.

Duranai indicó que cuatro miembros de las fuerzas de seguridad se encuentran entre las víctimas, mientras que también resultaron heridos policías y efectivos del Directorio Nacional de Seguridad (NDS), la principal agencia de inteligencia afgana.

Estas muertes se suman a los cientos de personas que han sido asesinadas o heridas en ataques con bombas desde el comienzo del año.

Si bien la mayoría de esos episodios se registraron en la capital, Kabul, otras ciudades provinciales también han sido golpeadas porque los talibanes, que intentan reimponer un régimen islámico de línea dura, han intensificado la lucha en todo el país.

La provincia de Kandahar, en la frontera con Pakistán, es un importante centro de cultivo de opio y un bastión de los talibanes, pero la ciudad ha estado relativamente segura en los últimos tiempos.

La explosión del martes se produjo mientras los talibanes seguían adelante con su ofensiva de primavera, lanzada el mes pasado, con enfrentamientos en varias áreas del país.

Hasta siete policías murieron en enfrentamientos el lunes por la noche entre las fuerzas de seguridad y los talibanes en la provincia de Ghazni, al suroeste de Kabul, donde los insurgentes cortaron una carretera con la provincia vecina de Paktika, según informaron las autoridades.

Arif Noori, portavoz del gobernador provincial, dijo que una gran fuerza talibán atacó posiciones del gobierno en cinco distritos de la provincia a última hora del lunes, y la lucha continuó hasta el amanecer.

Los últimos combates coincidieron con un informe del gobierno estadounidense que dio cuenta de pocas señales de progreso este año, con el incremento de los enfrentamientos y el registro de cientos de víctimas de los ataques de los militantes.

Los funcionarios de seguridad admiten que se espera que la violencia repunte a medida que continúan los preparativos para las elecciones parlamentarias programadas para octubre.

Con Reuters

Boletines de noticiasSuscríbase para recibir los boletines de France 24

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.