Saltar al contenido principal

Camioneros siguen bloqueos por precio de diésel y presionan a gobierno brasileño

Anuncios

Sao Paulo (AFP)

Camioneros brasileños bloqueaban este martes por segundo día carreteras a lo largo del país contra el aumento de precios del diésel, acentuando la presión sobre el gobierno, que busca contener el alza sin contrariar la política de Petrobras.

Carreteras federales de 13 de los 27 estados brasileños registraban cortes totales o parciales por la mañana, según informes de la Policía Federal de Carreteras (PRF, por sus siglas en portugués).

Los estados más afectados son Mato Grosso y Goiás (en el centro-oeste), Minas Gerais y Rio de Janeiro (en el sudeste) y Paraná y Santa Catarina (en el sur).

El lunes, primer día de este movimiento de duración indeterminada, 21 estados fueron afectados por los bloqueos.

Los camioneros exigen una reducción de precios del diésel, que Petrobras viene alineando desde fines de 2016 en función del alza de los precios del petróleo en el mercado internacional.

Desde inicios de mayo, el precio medio diario del diésel salido de las refinerías (antes de impuestos) subió un 12% y el de la gasolina un 14%.

El gobierno del conservador Michel Temer se encuentra ante el dilema de tratar de controlar los precios, para evitar una extensión de descontentos a menos de cinco meses de las elecciones generales, o reducir los impuestos sobre el diésel.

Pero la primera posibilidad choca con la resistencia de los mercados y podría comprometer la recuperación de Petrobras, en tanto que la segunda pondría en entredicho el restablecimiento de los déficits públicos a través de duros ajustes fiscales aplicados desde la llegada de temer al poder hace dos años.

El ministro de jefe de la Casa Civil (jefe de gabinete), Eliseu Padilha, dijo el lunes por la noche que el gobierno buscará "un poco más de control", para que el alza en los precios sea más previsible.

Los ministros de Hacienda, Eduardo Guardia, y de Minas y Energía, Wellington Moreira Franco, discutían una salida el martes por la mañana en Brasilia con el presidente de Petrobras, Pedro Parente.

La compañía controlada por el Estado aplica un alineamiento diario de precios en el marco de una búsqueda de transparencia, para recomponer sus finanzas y su imagen después de haberse visto involucrada en el mayor escándalo de corrupción de Brasil.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.