Saltar al contenido principal

EEUU sanciona a cinco iraníes por apoyar a rebeldes de Yemen

Anuncios

Washington (AFP)

Un día después de amenazar a Irán con "las sanciones más fuertes de la historia", Estados Unidos incluyó el martes en su lista negra a cinco iraníes a quienes acusa de suministrar tecnología de misiles balísticos a los rebeldes hutíes de Yemen.

El Departamento del Tesoro dijo que los sancionados están vinculados a una operación de los Guardianes de la Revolución, el ejército de élite iraní, para apoyar los ataques hutíes en Arabia Saudita, que lidera la coalición militar que busca restaurar el gobierno internacionalmente reconocido en Yemen.

Según Riad, desde 2015, cuando se inició la intervención en Yemen, los hutíes lanzaron más de 130 misiles balísticos en Arabia Saudita, muchos interceptados por sistemas de defensa antimisiles. En noviembre del año pasado lanzaron un misil que llegó a Riad, y los ataques han aumentado este año.

Irán ha negado proveer de misiles a los hutíes, en tanto éstos insisten en que ellos mismos desarrollaron ese armamento.

Pero Estados Unidos dice que tiene pruebas irrefutables de la participación de Irán.

Las acciones de los Guardianes de la Revolución "han permitido a los hutíes lanzar misiles contra ciudades sauditas e infraestructura petrolera", dijo el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, en un comunicado.

"Estados Unidos no tolerará el apoyo iraní a los rebeldes hutíes que están atacando a nuestro aliado Arabia Saudita. Todos los países de la región deberían estar en guardia para evitar que Irán envíe su personal, armas y fondos en apoyo de sus representantes en Yemen", agregó.

Cuatro de los cinco sancionados por Washington, que con estas medidas apunta a excluirlos del sistema financiero mundial, son altos funcionarios del comando de misiles Al-Ghadir de las fuerzas aerospaciales de los Guardianes de la Revolución.

El quinto ha sido vinculado a una unidad de este ejército de élite responsable de investigar y desarrollar misiles balísticos.

En las últimas dos semanas, el Tesoro estadounidense ha intensificado las sanciones contra Irán, y especialmente contra los Guardianes de la Revolución, tras la decisión del presidente Donald Trump de retirarse del acuerdo nuclear con Irán.

El lunes, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, advirtió a Teherán que enfrentará "una presión financiera sin precedentes" si no pone fin a su programa de misiles balísticos y deja de intervenir en conflictos regionales, desde Yemen a Siria.

"Las sanciones serán muy severas si el régimen no revierte su proceder y abandona la senda inaceptable e improductiva que ha elegido", dijo Pompeo.

El conflicto en Yemen ha dejado más de 10.000 muertos desde 2015 y provocó "la peor crisis humanitaria en el mundo", según la ONU.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.