Saltar al contenido principal

La justicia israelí suspende la expulsión del director de HRW

Anuncios

Jerusalén (AFP)

Una corte israelí aceptó este miércoles estudiar el recurso de Human Rights Watch (HRW) contra la expulsión de su director local, suspendiendo la aplicación de la medida, afirmó el responsable.

Esta suspensión ocurre la víspera de la fecha fijada por las autoridades israelíes para la expulsión de Omar Shakir, acusado de apoyar el boicot a Israel.

El ministerio del Interior anunció el 9 de mayo que el permiso de residencia de Omar Shakir, un ciudadano estadounidense, había sido cancelado en base a informaciones que decían que es "desde hace años un militante de BDS (Boicot, Desinversión, Sanciones) apoyando activamente el boicot a Israel".

Shakir rechazó apoyar este boicot. "En realidad se busca amordazar a Human Rights Watch y silenciar las críticas contra el pobre historial de Israel en materia de derechos humanos", afirmó.

La ONG con sede en Nueva York hizo una primera apelación, sin éxito, contra la decisión del ministerio del Interior. Pero Shakir afirmó que la corte había accedido finalmente a volver a examinar el expediente y suspender la orden de deportación pendiente.

"La corte consideró que la decisión de revocación (del permiso de residencia) se basó en hechos (...) anteriores a la concesión del permiso de trabajo" como parte de sus deberes en HRW, dijo Shakir en un comunicado.

El gobierno israelí, visto como el más derechista de la historia del país, está involucrado en una gran ofensiva contra las ONG de izquierda opuestas a la ocupación y a la colonización.

El Parlamento adoptó en 2017 una ley que prohíbe la entrada a su territorio a todo no israelí o no residente permanente que haya llamado al boicot. También adoptó un texto que obliga a la mayoría de sus fondos de instituciones gubernamentales extranjeras a declarar su situación.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.