Saltar al contenido principal

Legislador Kenji Fujimori cada vez más cerca de la destitución en Perú

Anuncios

Lima (AFP)

El popular legislador peruano Kenji Fujimori quedó el miércoles con un pie fuera del Congreso luego que una comisión legislativa controlada por sus adversarios aprobó un informe que recomienda su desafuero, acusado de comprar votos para evitar la destitución de Pedro Pablo Kuczynski.

La comisión dio luz verde al informe tras un debate de más de cuatro horas, que deja en manos del pleno del Congreso decidir el futuro del hijo menor del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) y el de otros dos legisladores acusados junto con él.

La votación de la Comisión Permanente decidió por unanimidad que los tres legisladores deben ser acusados ante los tribunales por los delitos de cohecho y tráfico de influencias.

La decisión no sorprendió dado que los analistas daban por descontado que la Comisión Permanente del Congreso, cuya mayoría responde a Keiko Fujimori -la hermana mayor y adversaria de Kenji-, ejercería un voto de consigna contra el principal rival de su líder.

El presidente del Congreso, Luis Galarreta, anunció al final de la sesión que se reunirá con los portavoces de las bancadas para decidir la fecha en que el parlamento debata si aprueba o rechaza la recomendación de destituirlos.

El informe señaló, entre sus conclusiones, que los tres acusados ofrecieron prebendas y coaccionaron a otros parlamentarios para que votasen en contra de la destitución presidencial de Pedro Pablo Kuczynski.

Los tres legisladores, todos ellos disidentes del partido Fuerza Popular (derecha populista) que lidera Keiko, fueron investigados en las últimas semanas por una subcomisión controlada también por ese partido.

Además de Kenji, los otros acusados son Guillermo Bocangel y Bienvenido Ramírez.

Según la ley peruana, si el pleno del Congreso aprueba el desafuero, se suspende al legislador en el ejercicio de sus funciones y derechos. El caso pasará a los tribunales, donde la fiscalía ya los investiga.

El proceso de destitución contra Kenji lo impulsó el partido de Keiko.

La denuncia, apoyada por otros partidos, fue presentada en el marco de la guerra fratricida entre Keiko, de 42 años, y Kenji, de 38, por el control del fujimorismo, primera fuerza política de Perú.

Los dos hermanos tienen aspiraciones presidenciales de cara a las elecciones de 2021.

El expresidente Alberto Fujimori, de 79 años, ha pugnado en vano para limar asperezas entre sus hijos desde que fue indultado por Kuczynzki en diciembre, gracias a gestiones de Kenji.

- Videos como prueba del delito -

Los tres investigados aparecen o son mencionados en videos y audios divulgados el 20 de marzo por el legislador fujimorista Moisés Mamani, quien los grabó de forma clandestina.

Su difusión precipitó la renuncia de Kuczynski el 21 de marzo, un día antes de que el Congreso votara una segunda moción de destitución en su contra.

La primera moción, también impulsada por Keiko, había fracasado en diciembre por el sorpresivo respaldo a Kuczynski de una decena de fujimoristas encabezados por Kenji.

"Se ha observado que los denunciados habrían instigado al congresista Moisés Mamani a votar en contra de la vacancia (destitución) presidencial a cambio de dádivas y prebendas", señaló la presidenta de la subcomisión, Milagros Takayama, de Fuerza Popular.

Kenji fue el legislador más votado en las dos últimas elecciones peruanas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.