Saltar al contenido principal

Un aliado de Hezbolá, reelegido presidente del Parlamento libanés

Anuncios

Beirut (AFP)

El presidente del Parlamento libanés, Nabih Berri, de 80 años, aliado del movimiento chiita Hezbolá, fue reelegido para un sexto mandato por los diputados de la nueva asamblea, un récord de longevidad en el mundo árabe.

Figura inamovible en la escena parlamentaria y política libanesa, Berri, en el cargo desde hace 26 años, fue renovado sin sorpresas para otros cuatro años, con 98 votos a favor (sobre 128), 29 en blanco y uno nulo.

Nacido en Sierra Leona en 1938, este abogado, diplomado en Derecho en 1963, entró en política al unirse en los años 1970 a Amal, "movimiento de los desheredados" fundado por el carismático imán chiita Musa Sadr.

Este movimiento, que ha dirigido desde 1980, forma con su aliado Hezbolá un fuerte "tándem chiita" que consiguió, en las recientes elecciones, 26 de los 27 escaños otorgados a esta comunidad en la Asamblea de 128 asientos.

Líbano se rige por un complejo sistema de reparto de poderes entre las diferentes comunidades religiosas: el presidente es obligatoriamente cristiano, el primer ministro, musulmán sunita, y el presidente del Parlamento, musulmán chiita.

El país celebró el 6 de mayo sus primeras elecciones legislativas desde 2009, después de tres prórrogas para la Asamblea saliente, por motivos de seguridad debido al conflicto en Siria, pero también a desacuerdos sobre la ley electoral.

Esta votación destacó por una baja participación (49,2%), la consolidación de la influencia de Hezbolá, así como por la aparición de un movimiento de la sociedad civil opuesto a los partidos en el poder, que sin embargo sólo obtuvo un escaño.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.