Saltar al contenido principal

Gustavo Petro, la esperanza de la izquierda colombiana para llegar al poder

En su faceta como senador, Gustavo Petro denunció los "falsos positivos", las ejecuciones extrajudiciales de civiles por parte de militares que los hicieron pasar por guerrilleros muertos en combate.
En su faceta como senador, Gustavo Petro denunció los "falsos positivos", las ejecuciones extrajudiciales de civiles por parte de militares que los hicieron pasar por guerrilleros muertos en combate. Jaime Saldarriaga / Reuters

La candidatura de Petro hace soñar a la izquierda con la posibilidad de ganar por primera vez la Presidencia de Colombia pero asusta a otra parte de la sociedad que no ve con buenos ojos su pasado en un grupo guerrillero.

Anuncios

Gustavo Petro Urrego lidera el movimiento Colombia Humana y el escenario donde mejor se desenvuelve son las plazas públicas que suele llenar de seguidores y en las que se presenta como sucesor del ideario de políticos del siglo XX que fueron asesinados, como Jorge Eliécer Gaitán, Luis Carlos Galán o Carlos Pizarro.

Petro nació en Ciénaga de Oro Córdoba, un departamento del caribe colombiano, el 19 de abril de 1960, exactamente diez años antes de la creación de la guerrilla Movimiento 19 de Abril (M-19), que marcaría su vida y trayectoria política.

A los 17 años se vinculó al M-19 donde adoptó el alias de ‘Aureliano’, por el personaje del coronel Aureliano Buendía de la novela de Gabriel García Márquez ‘Cien años de soledad’.

Debido a su militancia estuvo encarcelado dos años y se integró de lleno a la vida política tras la desmovilización del M-19 gracias al acuerdo de paz firmado en 1990 con el Gobierno de Virgilio Barco.

Petro estudió Economía en la Universidad Externado de Colombia, en Bogotá, que complementó con otros de Medio Ambiente y Desarrollo Poblacional en la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica).

Gustavo Petro denunció desde el Congreso varios escándalos de corrupción

El candidato de izquierda llegó a la Cámara de Representantes en dos periodos (1991-1994 y 1998-2006), sin embargo se dio a conocer como un feroz político en el Senado, donde logró gran notoriedad por sus denuncias contra la corrupción.

En el Senado protagonizó candentes debates sobre corrupción en diversas áreas del Gobierno y denunció el nexo entre políticos y miembros de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Sus denuncias aumentaron en el segundo Gobierno del presidente Álvaro Uribe (2006-2010), del que es acérrimo crítico y opositor.

También denunció los "falsos positivos", las ejecuciones extrajudiciales de civiles por parte de militares que los hicieron pasar por guerrilleros muertos en combate, y puso al descubierto las escuchas ilegales a magistrados, periodistas, defensores de derechos humanos y opositores hechas por el extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS).

El actual es su segundo intento de llegar a la Presidencia ya que en 2010 se postuló por el Polo Democrático Alternativo (PDA) y obtuvo 1,3 millones de votos en los comicios que ganó Juan Manuel Santos.

Meses después de las elecciones de 2010 Petro abandonó el PDA y fundó el Movimiento Progresistas, con el que ganó la Alcaldía de Bogotá para el periodo 2012-2015, una gestión criticada por su politización y que, según sus críticos, dejó a Bogotá sumida en un caos.

En contraposición hay quienes consideran que avanzó en lo social, en seguridad ciudadana y citan como ejemplo el suministro gratis de agua para los estratos más bajos, programas para tratar la drogadicción y protección a los animales, entre otros.

Reuters

Gustavo Petro frente a la implementación del proceso de paz, la lucha contra la corrupción y Venezuela

Frente a los acuerdos de paz: Desde el principio de sus candidatura Petro ha dicho que en una eventual presidencia apoyará el acuerdo de paz con las FARC, pero buscará acelerar su implementación ya que considera que el gobierno de Santos ha fallado en ese punto.

En cuanto a las negociaciones con el ELN (Otro grupo guerrillero colombiano) el candidato ha dicho que avanzara en los diálogos solo si este grupo abandona las armas.

Frente a la lucha contra la corrupción: Dice que en Colombia "hay una dictadura de corrupción" y que debe combatirse con un sistema judicial que no esté "arrodillado" al poder político.

Frente a Venezuela: Petro no habla de romper relaciones con el gobierno de Nicolás Maduro, pero considera que el sistema político de Venezuela fracasó, que su discurso es retrógrado y que Colombia debe diferenciar su modelo económico al venezolano al eliminar la dependencia del petróleo.

+ Un punto destacable: Quiere desarrollar sistemas públicos y gratuitos de salud y educación. Además, desea replantear las reglas de juego de la explotación minero-energética para disminuir su impacto medioambiental.

Con EFE

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.