Saltar al contenido principal

Los europeos dicen resistir a Trump, a pesar de fisuras

Anuncios

París (AFP)

La unidad europea frente a las amenazas de Donald Trump se mantiene, aunque no todos tiran hacia el mismo lado, con Francia y Alemania actuando cada uno por su cuenta y las autoridades comunitarias en Bruselas dudando.

"Hasta ahora nos mantuvimos unidos", afirmó a la AFP el diputado europeo Edouard Martin, quien temía que "Alemania intentara negociar un acuerdo bilateral con Estados Unidos" antes del 1 de junio, fecha en que expiran las exenciones a los aranceles del 25% al acero y del 10% al aluminio anunciados en marzo por Trump.

"A pesar de las divergencias, la Unión Europea (UE) se mantuvo unida hacia el exterior y lo sigue estando ahora más que hace dos semanas", aseguró una fuente comunitaria. "Alemania creía obtener un acuerdo para el sector automotor, pero se da cuenta de que las exigencias estadounidenses van mucho más lejos y afectan a otros sectores", agregó.

El miércoles el presidente estadounidense anunció que estudiaba nuevos aranceles a las importaciones de coches hacia Estados Unidos.

En el frente comercial, como sobre las sanciones contra Irán, Francia reaccionó primero para oponerse a Washington: el ministro de Finanzas, Bruno Le Maire, exigió en varias ocasiones una "exención sin condiciones" de los aranceles.

Por su lado, Alemania, la que perdería más en caso de guerra comercial con Estados Unidos, dio la impresión de actuar por su lado, al enviar en marzo su propia delegación a Washington, antes que lo hiciera la UE, para negociar directamente.

"Los alemanes dan prueba de una cobardía inédita con su amigo (estadounidense) en nombre de la supuesta 'realpolitik'", fustigó el editorialista del semanario Der Spiegel, Jakob Augstein, acusando a la canciller Angela Merkel de avalar el sistema Trump, que reemplaza la ley por la fuerza y recordando que se trata de uno de los pilares del fascismo.

A pesar de esta unidad oficial, el ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, lanzó una advertencia el martes a Bruselas, en una reunión de ministros de Comercio europeos.

"En caso de escalada no sólo sobre el acero, pero también respecto a otros productos, y dados los problemas con Irán o Rusia, están en juego mucho más que simples repercusiones económicas", declaró.

- Un acuerdo 'limitado' -

Sobre Irán, el presidente francés, Emmanuel Macron, actúa sobre la "ley de bloqueo" para proteger a las empresas europeas que invierten en ese país y así contrarrestar los efectos extraterritoriales de las sanciones estadounidenses en las mismas. Obtuvo que la Comisión Europea inicie el viernes un primer procedimiento oficial.

Pero Merkel relativizó la iniciativa la semana pasada afirmando en un encuentro con el presidente ruso, Vladimir Putin, que no había que hacerse ilusiones sobre la eficacia de este mecanismo para convencer a las empresas europeas de permanecer en Irán.

En medio de esta incertidumbre la comisaria de Comercio europea, Cecilia Malmstrom, declaró estar dispuesta a conversar sobre un acuerdo comercial "limitado" con Estados Unidos, que se concentraría sobre la reducción de aranceles a algunos productos industriales -pero no agrícolas-, así como sobre la apertura de licitaciones públicas.

Una idea que reenvía al TTIP, el acuerdo comercial negociado por la UE y Estados Unidos, muy impopular en Francia y Alemania.

Malsmtrom planteó dudas sobre la propuesta de los 28 mandatarios europeos, que se pusieron de acuerdo la semana pasada en Sofía sobre lo que podrían poner sobre la mesa para evitar los aranceles estadounidenses.

"¿Será suficiente la oferta (europea)? Francamente no lo creo", afirmó el martes en Bruselas.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.