Saltar al contenido principal

Corea del Norte no cierra la puerta a un diálogo con EE. UU.

Reuters

Frente a la abrupta cancelación de la cumbre por parte del presidente Donald Trump, el Gobierno de Kim Jong-un se mostró dispuesto a hablar “en cualquier momento". Trump abrió de nuevo la posibilidad del encuentro.

Anuncios

Un día después de que Estados Unidos cancelara unilateralmente la cumbre con Corea del Norte, la respuesta del país asiático parece conciliadora. El régimen de Kim Jong-un expresó que está dispuesto a dialogar con Donald Trump “en cualquier momento y de cualquier manera” con tal de resolver sus diferencias.

La propuesta norcoreana se dio mediante un comunicado publicado por la agencia estatal KCNA y firmado por el viceministro de Asuntos Exteriores, Kim Kye-gwan, quien aseguró que Corea del Norte busca sentarse “cara a cara” con Estados Unidos, pese a la cancelación de Washington.

“Nuestro compromiso por hacer nuestro mayor esfuerzo por el bien de la paz y la estabilidad para el mundo y la península de Corea no ha cambiado y mantenemos nuestra mente abierta para dar tiempo y una oportunidad a Estados Unidos”, afirmó el viceministro Kye-gwan.

Un tiempo que EE. UU. usó en cuestión de horas, ya que seguidamente Trump afirmó que aún podría darse la cita el próximo 12 de junio en Singapur, tal y como estaba prevista. "Podría ser incluso el día 12... Tienen mucho interés en hacerla, nos gustaría hacerla. Veremos qué pasa", comunicó el mandatario estadounidense.

Hostilidades de ambos lados

Esta es la primera respuesta de Pyongyang a la carta del presidente Trump que suspendía la cumbre, alegando que los últimos comentarios norcoreanos fueron “hostiles” hacia su Gobierno.

En esa línea, Corea del Norte había denunciado que en los últimos días Estados Unidos intentaba imponerle un modelo de desnuclearización “unilateral”, como el pactado con Libia en 2003. Algo que había rechazado rotundamente.

No obstante, Kim Kye-gwan señaló que replantearan sus últimas acciones: “A pesar de todo esto, la decisión unilateral de Estados Unidos de cancelar las conversaciones hace que reconsideremos si todos los esfuerzos y el camino que hemos tomado es realmente el correcto o no”.

En juego está el posible desmantelamiento del programa nuclear norcoreano, y una mejora de las relaciones con Corea del Sur, China y Estados Unidos, entre otros países. Justamente, este jueves Corea del Norte desmanteló el centro de Punggye-ri, lugar donde el país ha hecho seis test atómicos, con la promesa de trabajar para una “total desnuclearización de la península”.

Trump afirma que la cumbre podría ser el 12 de junio

“Muy buenas noticias, recibí una cálida y productiva declaración de Corea del Norte. Pronto veremos a dónde llevará. Con suerte a la prosperidad y la paz prolongadas y duraderas. ¡Solo el tiempo (y el talento) lo dirá!”, expresó el mandatario estadounidense a través de un tweet.

Tras conocerse su respuesta, Trump fue abordado por un grupo de periodistas previo a su viaje en helicóptero. Los comunicadores le consultaron sobre la  posibilidad de retomar el acercamiento y realizar la cumbre, a lo que el presidente estadounidense respondió de manera satisfactoria.

"Podría ser incluso el día 12. Tienen mucho interés en hacerla, nos gustaría hacerla. Veremos qué pasa", declaró Trump.

El jefe de Estado estadounidense ha manifestado que se reanudó el contacto con altos representantes del Gobierno norcoreano luego de varios intentos fallidos para dialogar con Pyongyang.

Con AFP y EFE

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.